Buscar

MUNDIARIO

Las comunidades que blindan sus residencias frente al avance de los contagios

Los Ayuntamientos solicitan medicalizar estas instalaciones, pero las patronales que argumentan que este tipo de medidas pueden distorsionar el concepto de residencias como hogares.

 

Las comunidades que blindan sus residencias frente al avance de los contagios
Residencia de mayores. / Mundiario
Residencia de mayores. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

El principal foco de la Covid-19 durante el pico de la pandemia se registró en las residencias de mayores, por ello ahora con el avance de los brotes algunas comunidades tratan de blindar a los ancianos que allí hacen vida.

En ese sentido, las autoridades de Madrid, Cataluña y Aragón preparan el refuerzo del personal sanitario, al tiempo que habilitan centros de acopio con material de protección, dos de las deficiencias detectadas en medio de la peor crisis sanitaria que ha atravesado España con el coronavirus desde el 14 de marzo.


Quizá te pueda interesar

Madrid amenazada por el virus y sin rastreadores para contener los brotes


Seis de cada 10 fallecimientos por coronavirus se han registrado en residencias, de acuerdo con las cifras del Gobierno. Pero no es una decisión que se pueda tomar unilateralmente; por un lado los Ayuntamientos solicitan medicalizar estas instalaciones, y por el otro están las patronales que argumentan que este tipo de medidas pueden distorsionar el concepto de residencias como hogares. “Ser viejo no es estar enfermo”, aseguran.

Sin embargo, cada autonomía maneja sus propios planes para medicalizar los geriátricos; por ejemplo: Cataluña, la segunda comunidad más afectada, aumentará el personal y el equipamiento; como parte del plan de contingencia, la Generalitat considera que se necesitan cerca de 19 millones de equipos de protección, cuyo coste ronda los 16 millones de euros. También prevé sectorizar las instalaciones, es decir, mantener zonas vacías para aislar posibles casos positivos. La jefa de la Dirección General de la Autonomía Personal y la Discapacidad, Aina Plaza, avanza que se ampliará un 15% la plantilla de las residencias.

Frente a este plan, Vicente Botella, presidente de la asociación Upimir, con más de 180 empresas afiliadas, coincide en la importancia de sectorizar los centros como se prevé en este proyecto, que los clasifica en tres niveles: A y B, donde pueden aislar casos y C donde no pueden aislarlos por problemas de espacio. Según los datos ofrecidos por el Govern, en las residencias han muerto 4.116 ancianos hasta finales de julio.

En Aragón, una de las pocas regiones que dispone de centros especiales de la Covid-19, los han reactivado para atender a residentes positivos tras los rebrotes registrados en las últimas semanas. Las instalaciones acogen a residentes positivos que no requieren ingreso hospitalario. José Antonio Jiménez, del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales de la región, explica que, al igual que cuando se declaró el estado de alarma, se trasladan a los usuarios a estas instalaciones para disminuir la presión en los geriátricos. Actualmente, tres de los cinco centros covid están operativos y disponen de 225 plazas.

En la Comunidad de Madrid no han elaborado un plan, a pesar de que en la crisis sanitaria fallecieron 6.000 según los datos de Sanidad. El 2 de julio, la Asamblea regional aprobó por unanimidad la proposición no de ley de Unidas Podemos para forzar al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a medicalizar las residencias, es decir, convertirlas temporalmente en espacios de “uso sanitario”. La formación política considera que se les debe proveer de respiradores y de profesionales suficientes para atender las 24 horas del día.

En concreto, en estas tres comunidades, Cataluña, Madrid y Aragón temen que, con la reciente oleada de rebrotes, el virus vuelva a instalarse en las residencias. A día de hoy suman ya 10.000 contagios entre las tres comunidades al cierre del mes de julio y se han convertido en un dolor de cabeza, por ello se adelantan a lo que pudiera ser una segunda oleada del coronavirus. @mundiario