Buscar

MUNDIARIO

Cómo la extinción de las abejas podría destruir la vida en el planeta

El nuevo estudio que llega desde India muestra la vulnerabilidad de las abejas frente a la contaminación y recalca su papel fundamental en la supervivencia de la vida en la Tierra
Cómo la extinción de las abejas podría destruir la vida en el planeta
Abeja. / Pixabay
Abeja. / Pixabay

Ainhoa Grandío

Colaboradora.

Un nuevo estudio del Grupo de Ciencias de la Vida de Bangalore revela que el aumento de la contaminación y los agentes polucionantes en la atmósfera estaría afectando seriamente a las abejas y podría diezmar su población

Abeja polinizadora. / Pixabay

Mientras que la India es uno de los productores de verduras más grandes a nivel mundial, también es uno de los países del mundo con los niveles de contaminación más altos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 9 de las diez ciudades más contaminadas del planeta se encuentran en la India. Solo en Mumbai el Indicador de Calidad del Aire se coloca en 362 puntos. Según el sistema de clasificación del gobierno indio, la calidad del aire se considera como muy pobre cuando se encuentra entre 301 y 400 puntos, e indica que la exposición prolongada puede causar enfermedades pulmonares. 

Contaminación. / Pexels, Chris LeBoutillier

Sin embargo, durante la pandemia, la NASA afirma que el confinamiento logró que los valores en la contaminación del país alcanzasen una bajada no vista en 20 años

Pero, esto no es suficiente para salvaguardar la supervivencia de las abejas. Según revela el estudio, en las zonas más contaminadas, las abejas acuden a las flores con mucha menor frecuencia, morían antes después de ser capturadas, y mostraban trazas de plomo y arsénico cubriéndolas

Esto constituye un gran problema, puesto que, si las abejas son tan susceptibles a la contaminación es posible que debiésemos hacer sonar las alarmas. 

Abeja muerta. / Pixabay

Mientras que las abejas no son las principales polinizadoras, son los insectos más eficientes a la hora de realizar esta tarea. Este antófilo ha evolucionado de forma paralela a las flores y forman un tándem casi perfecto. Los cuerpos de las abejas cuentan con pelos que atrapan perfectamente el polen, que llevan de una flor a otra, lo que justifica su rol clave en la polinización.

De acuerdo con abejas.org, “en una colonia de medianas dimensiones viven unos 60.000 individuos, de los que 2/3 (unos 40.000 aproximadamente) más o menos salen todos los días a por polen y néctar, con una frecuencia diaria de 15 ó 20 viajes, durante cada uno de los cuales visitan de 30 a 50 flores. Si hacemos los cálculos, para una sola colonia, en un día alcanzamos ya la magnitud de millones de flores visitadas diariamente”. 

Sin estos animales la mayor parte de las plantas del planeta no sobrevivirían, al no ser capaces de reproducirse. Si las plantas no se reproducen, el principal agente de producción de oxígeno del planeta y de absorción de CO2, desaparecerá, lo que tiene consecuencias devastadoras: el aumento de la temperatura global, extinciones masivas por la pérdida de hábitats, subida del nivel del mar, escasez de alimentos… 

Como tal, puede llegar a parecer que las abejas no son tan importantes, pero, puesto en perspectiva, su rol a gran escala es fundamental para la supervivencia del planeta. @mundiario