Cómo ayudar cuando los derechos humanos son violados con impunidad

Una mujer y un hombre en Kabul, Afganistan. / Sohaib Ghyasi en Unsplash
Una mujer y un hombre en Kabul, Afganistan. / Sohaib Ghyasi en Unsplash

La regresión de libertades de las mujeres afganas o el quebrantamiento de decenas de derechos humanos en muchos países del mundo, obligan a preguntarse qué hacer.

Cómo ayudar cuando los derechos humanos son violados con impunidad

Los derechos humanos están siendo más protagonistas que nunca actualmente debido, en gran parte, al gran eco mediático que ha tenido la vuelta al poder de los talibanes en Afganistán. Aunque no solo es en este país del planeta donde están siendo quebrantados dichos derechos, es el lugar donde los ojos del mundo miran hoy.

Pero, aún muchos se preguntan ¿qué son los derechos humanos? Empezando brevemente por el inicio, son el reconocimiento mundial que hace más de setenta años se proclamó a nivel mundial para con todos los seres humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 y ha sido traducida a más de 500 idiomas.

El derecho a la vida, a la libertad y seguridad de la persona; el no estar sometido a esclavitud o trata de esclavos; no estar sometido a torturas o trato degradante, ser iguales ante la ley y tener derecho a ser oído públicamente; tanto hombres como mujeres disfrutarán del derecho a contraer matrimonio en libertad y pleno consentimiento; libertad de pensamiento, de religión, de opinión; derecho a elegir en libertad un trabajo, a la educación… son solo algunos de los derechos humanos recogidos en los 30 artículos que conforman la DUDH y que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas tiene la responsabilidad de promocionar y proteger, siendo, en el caso europeo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la máxima autoridad judicial con la potestad para garantizar el cumplimiento de los mismos.

Los derechos humanos que no aplican

La regresión en libertades que las mujeres afganas esperan o, empiezan a sufrir ya, es el motivo que ha llevado, nuevamente, a los derechos humanos a primera plana. Hablamos de restricciones que impiden las actividades fuera del hogar hasta sanciones como las lapidaciones públicas. Hasta 29 prohibiciones son las que los talibanes, basándose en una reinterpretación radical de la sharia, pretenden volver a imponer a las mujeres que vivan en el país. 

Pero no solo el cercenamiento de libertades a las mujeres es motivo de crítica pública sino que el tráfico de seres humanos es otro de los males en los que Afganistán está inmerso. El país está considerado no sólo como fuente, sino también como lugar de tránsito y de destino de niños, mujeres y hombres con los que se comercializa para fines sexuales o de esclavitud.

Familia afgana en un campamento de desplazados en Kandahar. / ONU

Familia afgana en un campamento de desplazados en Kandahar. / ONU

Pero hay más, según datos de ACNUR, la delicada situación del país ya ha provocado el desplazamiento de 550.000 personas en lo que va de año; la vuelta de los talibanes no ha hecho más que agravar la situación.

Afganistán está viviendo una sequía que ya afecta al 80 % de la población. Además, a causa de la pandemia, nueve millones de personas han perdido sus medios de vida, y una nueva ola amenaza con seguir agravando la pobreza crónica. Todo ello repercute en la alimentación de la población: el 45 % padece desnutrición, explican desde la Agencia de la ONU para los Refugiados quienes están actualmente liderando la respuesta humanitaria en materia de protección y refugio.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos de países ricos y desarrollados? Siria, Yemen, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Libia, Irak, Venezuela, Nigeria, Afganistán… son solo algunos de los países que más ayuda necesitan y muchas pequeñas donaciones de personas anónimas canalizadas por organizaciones eficientes, rápidas y confiables cambian el camino de la muerte a la vida. @mundiario

Cómo ayudar cuando los derechos humanos son violados con impunidad
Comentarios