Como anillo al dedo

El simbolismo del anillo de compromiso representa un acto de correspondencia o adecuación. / Freepik
El simbolismo del anillo de compromiso representa un acto de correspondencia o adecuación. / Freepik

Hay cosas que se adaptan o acomodan a otras a la perfección, aunque a veces el sentido de este acople nos pueda parecer moralmente indecente o escatológico.

De cómo el amor y lo anal, en medio de angustias y amarguras, está sujeto a principios y normas -al margen de otras contingencias espaciotemporales-, trata hoy la sección de Significados inéditos; una sección donde, con mejor o peor fortuna, siempre que podemos intentamos hacer magia con palabras.

amago. (de amago + mago). Señal o indicio de algún truco de magia que, finalmente, se frustra y no llega a realizarse. Amagar y no dar es la pesadilla de cualquier ilusionista.

amante. (de amante + Amán). Que ama en (o a) la capital de Jordania.

amargar. (de amargar + Marga). Causar a Marga disgusto o aflicción, como también podría ella, por idéntico logos, producirlo.

amoral. (de amoral + amor). Dícese de la persona desprovista del sentido de si está bien o mal enamorarse de otra, cuando esto pudiera resultar dañino o contraproducente para terceros.

amordazar. (de amordazar + amor). Impedir que el amor se exprese.

amortizar1. (de amortizar + amor). Recuperar el dinero y el tiempo invertido en un amor a partir de los beneficios obtenidos.

amortizar2. (de amortizar + Ortiz). Pagar el Sr. Ortiz el total o parte de una deuda.

andanza. (de andar + danza). Hecho de moverse una persona de un lado a otro dando pasos de baile. Los bailarines son los protagonistas de las mejores andanzas.

analgésico. (de analgésico + anal). Sustancia o medicamento que calma o elimina el dolor anal.

analizar. (de Ana + liza). Entrar Ana en liza.

anatomista. (de Ana + tomista). Dícese de Ana, al hacerse fiel seguidora de las doctrinas de Tomás de Aquino.

andanada. (de anda + nada). Tipo de locomoción propia de los organismos anfibios. O de los que van muy lentos y casi siempre permanecen estáticos.

anécdota. (del cat. ànec, pato). Relato breve de un hecho curioso que le ha sucedido a un pato. Como el que, según el testimonio de Hans Christian Andersen, le acaeció al patito feo.

anegar. (de anegar + negar). En un juicio, al declarar el imputado, inundar de negaciones las contestaciones a las preguntas de la acusación, manifestando no saber nada, no recordar nada, no haber ordenado nada, no haber hecho ni dicho nada… Aunque no llueva, siempre existen altas probabilidades de que los juzgados se puedan anegar.

anglicano. (del pref. angli-, inglés + cano). Inglés al que se le ha vuelto el pelo blanco.

angustiar. (de angustiar + gusto). Causar desazón la falta de gusto. Se puede vivir angustiado por la falta de criterio estético, pero más aún por no discriminar el sabor. La angustia es, por otra parte, una de las secuelas de mayor impacto entre la población afectada por covid persistente.

anhelar. (de anhelar + helar). Desear las cosas muy frías o heladas. Entre la gente corriente, el mayor objeto de anhelo es un helado; entre los más radicales, la venida de una glaciación.

anillo. coloq. Ano de dimensiones reducidas. ║como anillo al dedo. loc. adv., coloq. Expresión de significado claro. Hay cosas que se adaptan o acomodan a otras a la perfección, aunque a veces el sentido de este acople nos pueda parecer moralmente indecente o escatológico.

animalada. (de ánima + alada). Alma de difunto que, al igual que los ángeles, se representa con alas.

animalito. (de animal + malito). Se usa con frecuencia para expresar compasión por un animal que se encuentra enfermo. Cuando, en igual situación, queremos significar desprecio, utilizamos animalucho.

aniquilar. Destruir por completo todos los ejemplares de esa prenda de vestir semejante a una camiseta, pero con cuello camisero, abotonada por delante hasta la mitad del pecho y, generalmente, de manga corta.

anomalía. (de anomalía + ano). Anormalidad o desviación de un ano respecto de lo que es habitual.

anomia. (de anomia + ano). Situación del ano carente de principios o de reglas sociales a las que atenerse. En dicha circunstancia, al no existir norma alguna como referente, resulta imposible valorar cualquier correspondencia o posible adecuación, ya sea analógica o digital. @mundiario