Buscar

MUNDIARIO

La Comisión Europea ya busca destino para los salvados por el Open Arms

El Ejecutivo comunitario negocia con varios países pero no quiere confirmar ningún nombre hasta haber llegado a un acuerdo con alguno de ellos.
La Comisión Europea ya busca destino para los salvados por el Open Arms
Ocupantes del Open Arms. / Twitter
Ocupantes del Open Arms. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

La Comisión Europea trabaja a pasos cortos para encontrar una solución lo antes posible para el Open Arms. 11 días después de que 121 migrantes fueran rescatados en el Mediterráneo y de un segundo lote de 39 personas a la deriva, todavía no se sabe exactamente qué hacer con los ocupantes de la nave. En Bruselas se sostiene que mientras ningún Estado emita una solicitud formal, no puede simplemente hacerse cargo de la mediación para desembarcarlos, explica El País. "Lo que estamos haciendo en este punto es contactar a los Estados miembros para explorar las opciones de un proceso de reubicación voluntaria", asegura el mismo medio.

Los países más cercanos a la localización actual del bote son Italia y Malta, mas ninguno ha hecho el más mínimo acercamiento para recibir a los migrantes. Eso sí, ambos han colaborado con asistencia médica para tres de ellos. Bruselas se reserva los nombres de los países con que ha contactado para este proyecto a fin de no entorpecer el proceso, que sí confirma de cualquier forma.

La Comisión Europea está recibiendo mucha presión en estas últimas semanas. El mismo jefe de la Cámara Legislativa, David Sassoli, pidió a Jean-Claude Juncker, jefe del Ejecutivo comunitario, que trabajara para darle una solución a esta embarcación, mas una vocera europea asegura que aquel mensaje no será respondido sino hasta dentro de algunos días más.

Hasta el momento, ningún país europeo ha dado el más mínimo indicio de querer recibirlos. Esto ya sucedió el año pasado con el Aquarios. Entonces, Pedro Sánchez, presidente de España, aceptó recibir a los 630 individuos rescatados por aquel barco, pero luego cambió de opinión y empezó a buscar socios para repartirlos entre más países.

Más de un año después de aquello, la UE sigue sin tener un protocolo para seguir en estos casos y lo cierto es que se viven improvisando soluciones. Antes del Open Arms sucedió también con el de Alan Kurdi, un barco alemán que llegó a Malta con 40 inmigrantes tras haber pasado una semana sin puerto en dónde detenerse. En aquel caso, Alemania y la UE firmaron una solicitud para que el pequeño estado mediterráneo se hiciera con las 40 personas rescatadas. @mundiario