Buscar

MUNDIARIO

La primavera es signo de renovación: cómo combatir la astenia primaveral

En ocasiones nuestro cuerpo puede no estar preparado para ello. Debe adaptarse a esta nueva situación, lo que conlleva que podamos sentirnos un poco débiles y apáticos. ¿Por qué ocurre esto?

La primavera es signo de renovación: cómo combatir la astenia primaveral
Primavera.
Primavera.

En ocasiones nuestro cuerpo puede no estar preparado para ello. Debe adaptarse a esta nueva situación, lo que conlleva que podamos sentirnos un poco débiles y apáticos. ¿Por qué ocurre esto?

La primavera es una época de renovación, transformación y crecimiento. Estos nuevos estadios no son sólo aplicables a la flora y la fauna. Nuestro cuerpo también va a "sufrir" esta época de cambios, y puede que no esté preparado para ello. En ese caso, nuestro cuerpo padecerá un síndrome que se ha llamado como Astenia Primaveral.

La Astenia Primaveral es un estado caracterizado por una sensación generalizada de cansancio, fatiga, debilidad física y mental. Tiene una mayor incidencia entre las personas con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años, afectando de forma más generalizada en lasmujeres.

Otros síntomas que pueden aparecer en la astenia primaveral son dolor de cabeza, malestar general, irritabilidad, dificultad de concentración, trastornos de la memoria y del sueño, aparición de erosiones en los labios, dolores musculares, mayor caída del cabello, pérdida del apetito y bajo tono vital.

¿Qué causa la astenia primaveral? El origen de la Astenia Primaveral no está muy claro, aunque parece tener relación con los cambios que se producen en el sistema nervioso que se manifiestan con la llegada del buen tiempo. El aumento de la temperatura, un mayor número de horas de sol, el cambio horario, entre otros, alteran de forma importante nuestro organismo. Nuestro ritmo biológico se ve claramente alterado debiendo adaptarse a la nueva situación.
 
¿Cuál es el tratamiento para la astenia primaveral? Salvo complicaciones mayores, no se requiere ningún tipo de tratamiento farmacológico para la astenia primaveral. Este síndrome va desapareciendo a medida que nuestro cuerpo se va adaptando a la nueva situación. Este proceso puede durar unos días, o incluso semanas.
 
Lo que sí podemos hacer es ayudar a nuestro cuerpo a que esa adaptación sea más llevadera. Como en muchas ocasiones, la prevención es la clave. Siguiendo unas pequeñas recomendaciones, haremos que la llegada de la primavera sea sinónimo de alegría y no tristeza. Estas son las recomendaciones a seguir:

> Seguir una dieta equilibrada.

> Mantener un horario de comidas.

> Cuidar nuestro descanso.

> Mantenernos en buena forma física.

> Evitar el consumo de estimulantes.

> Incrementar la ingesta de agua.

> Realizar varios periodos de reposo al cabo del día.

> Disfrutar del aire libre.

> Practicar técnicas de relajación.

> Mantener siempre una actitud positiva.