En los colegios hay mucha carne y pocos productos ecológicos

En los colegios hay mucha carne y pocos productos ecológicos. / lhern03880
En los colegios hay mucha carne y pocos productos ecológicos. / lhern03880
En los comedores escolares, los niños tienen muchas más posibilidades de conseguir alimentos de carne que productos ecológicos.
En los colegios hay mucha carne y pocos productos ecológicos

En los colegios hay mucha carne y pocos productos ecológicos. Según explica la Guía de Comedores Escolares del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Educación, los niños y niñas deberían comer entre 150 y 340 gramos de carne a la semana. Esto son entre 3 y 4 raciones de 50 a 85 gramos (peso crudo neto y listo para cocinar). Dicha recomendación se alinea con la “dieta de salud planetaria” que la ciencia nos urge adoptar por el bien de nuestra salud y la del planeta.

Al momento de trasladar esta recomendación a los comedores escolares, esta misma guía afirma que se deberían ofrecer entre 1,25 a 2 raciones como mucho de carne. Pero lamentablemente, esto no es así. En la última investigación llevada adelante por Greenpeace, se muestra que los comedores escolares de al menos 5 ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Soria) son el reflejo del excesivo consumo de carne que se da en España (el segundo país de Europa con el consumo más elevado).


Quizás también te interese:

En general no concebimos una comida con un plato único y menos un segundo plato sin proteína animal. Así, en los comedores escolares la proteína animal es el principal ingrediente del 96% de los segundos platos de media y la carne del 50%. Los niños y niñas comen 2, 3 e incluso 4 raciones de carne a la semana solo en los segundos platos. A esto hay que añadir que muchos días también comen carne en el primer plato.

Además, la carne en su inmensa mayoría viene de la ganadería industrial. Solo en un menú de todos los analizados se ofrece carne ecológica y, en general, los productos ecológicos siguen brillando por su ausencia. Por dicha razón, se espera que el Plan de Contratación Pública Ecológica fomente el bajo consumo interno de estos productos y ofrezca alimentos sanos y sostenibles a quienes más los necesitan. @mundiario

En los colegios hay mucha carne y pocos productos ecológicos
Comentarios