Buscar

MUNDIARIO

Los colegios de jesuitas de Barcelona dicen adiós a asignaturas, exámenes y horarios

Este innovador proyecto se ha puesto en marcha principalmente en Primaria y 1º de ESO, y supone todo un cambio metodológico a nivel educativo, explica este autor.

Los colegios de jesuitas de Barcelona dicen adiós a asignaturas, exámenes y horarios
Relevancia del aprendizaje por proyectos.
Relevancia del aprendizaje por proyectos.

Firma

Vicente Clemente Egío

Vicente Clemente Egío

Colaborador de MUNDIARIO. Estudiante de Máster en Investigación Educativa. También colabora en un proyecto de investigación en el departamento de Innovación y Formación didáctica en la Universidad de Alicante.

Este innovador proyecto se ha puesto en marcha principalmente en Primaria y 1º de ESO, y supone todo un cambio metodológico a nivel educativo, explica este autor.

 

Un giro innovador a la educación. Así es como se define a lo acontecido en los colegios de jesuitas de Barcelona, en relación a los e innovadores métodos pedagógicos que han puesto en marcha recientemente y que se ha comenzado a aplicar en algunos cursos de Primaria y en 1º de ESO. Dicha metodología responde a un tipo de enseñanza que no se fundamenta en exámenes, calificaciones, ni nada que ver con lo convencional.

Una enseñanza que se basa en el trabajo significativo, en la dotación de sentido al aprendizaje; una educación no centrada de manera meramente estricta en el currículo, horarios y, en general, en la fundamentación legislativa. Las asignaturas desaparecen y vienen a ser sustituidas por proyectos individuales y colaborativos de trabajo. Si bien, eso sí, deben poner notas al alumnado pues, aunque este hecho no tenga mucha cabida en el tipo de educación que plantean, la ley es la ley, y se debe cumplir.

Sin embargo, aunque ocupa una innovación importante a nivel práctico en el panorama educativo español, no se trata de algo tan nuevo si tenemos en cuenta algunos antecedentes teóricos. Pues, desde profesionales de la enseñanza como Montessori se viene advirtiendo ya desde hace un tiempo de la importancia de trabajar con los niños/as de una manera en la que realmente aprendan y doten de significado todo lo que hacen.

Y es que «Educar no es sólo transmitir conocimientos», como señala el director general adjunto de uno de estos centros, Josep Menéndez. A partir de este tipo de modelo pedagógico el alumno/a se vuelve constructor de conocimientos a partir del trabajo y la reflexión sobre el mismo. El tiempo determinará si está práctica tan prometedora, que a priori pinta muy bien, supone un verdadero avance aplicable a todas las aulas. Sin duda, se trata de un proyecto, como mínimo, muy interesante y a tener en cuenta.