Batalla de pasiones contrarias, que debe siempre, después del amor, ser librada

Miguel Hernández.
Miguel Hernández.

Con determinación, dobló una esquina de la página, cerró el libro con fuerza, y sentenció: Después de la luz, la sombra .. .después del amor... El claroscuro.

 

Batalla de pasiones contrarias, que debe siempre, después del amor, ser librada

Atrapado por sentimientos ambivalentes, al fin conseguía entender y hacer suyo aquel enigmático poema, que tantas veces había leído y admirado.

Se encontraba de nuevo frente a sus versos, reparando únicamente en la esencia de la poesía.

Era entonces capaz de sentir cada verso, en sintonía plena con el de Orihuela, a quien ya le hermanaba cierta maestría en aquel extraño arte de amar y odiar con pasión idéntica.

Será que el desamor es eso-pensaba.

Ardua batalla de pasiones contrarias, que debe siempre, después del amor, ser librada.

Ni siquiera pudimos empezar a ser cuanto se había propuesto la luna, en algún delirio lejano- y dentro de sí, se envenenaba.

Con determinación, dobló una esquina de la página, cerró el libro con fuerza, y sentenció:

Después de la luz, la sombra ...

después del amor...

El claroscuro.

@vpermuy

---

* El poema al que hace referencia es el de Miguel Hernández Después del Amor.

Batalla de pasiones contrarias, que debe siempre, después del amor, ser librada