Un ciudadano alemán es imputado por la desaparición de la niña Madeleine McCann

Madeleine McCann y Christian Brueckner / RR SS
Madeleine McCann y Christian Brueckner / RR SS

En la controvertida investigación se llegó incluso a inculpar los padres de la víctima.

Un ciudadano alemán es imputado por la desaparición de la niña Madeleine McCann

A pocos días de cumplir 15 años de la desaparición y secuestro de la niña británica, Madeleine McCann en el Algarve, Portugal, Christian Brueckner, un ciudadano alemán, pedófilo reincidente y principal sospechoso, ha sido imputado por las autoridades alemanas a petición de la Fiscalía portuguesa.

Por medio de un comunicado difundido la noche de este jueves por la Fiscalía de Faro, se conoció que la Policía Judicial y el Departamento de Investigación y Acción Criminal de Faro (DIAP), en colaboración con las autoridades inglesas y alemanas han desarrollado la investigación sobre las circunstancias de la desaparición de la niña que conmocionó al mundo.

Detalles del caso

Madeleine McCann tan solo tenía tres años cuando vacacionaba junto a su familia en un apartamento turístico de Praia da Luz, en el Algarve portugués. Los padres cenaban en compañía de unos amigos y los niños dormían juntos en una habitación que cada cierto tiempo era vigilada, pero en un momento de la noche del 3 de mayo de 2007, encontraron la cama vacía. La niña no estaba.

Así inició la búsqueda de uno de los casos más famosos a nivel internacional. Sin embargo, no fue hasta comienzos de junio de 2020 que las autoridades alemanas identificaron a Christian Brueckner como el principal sospechoso del secuestro, quien también tiene un prontuario por contacto sexual con menores, posesión de pornografía infantil, acusaciones por violar a una mujer de 72 años en Portugal y actualmente cumple una condena en una cárcel de Alemania por tráfico de drogas.

En días pasados, uno de los amigos de Brueckner, otro alemán llamado Christian Post, de 54 años, manifestó en una entrevista con “The Mirror” que conoció al sospechoso a principios del 2000 en el Algarve. "Al principio creyó que su compatriota no podía estar detrás del secuestro de Madeleine y pensó que su criminalidad se limitaba a los robos", pero tras enterarse de su pasado conflictivo, se convenció de su culpabilidad.

“Estoy 100% seguro de que él se llevó a Madeleine, creo que la encontró de casualidad y que se la llevó por el impulso del momento. Creo que una vez que te conviertes en pedófilo, hay un interruptor en tu cerebro que ya no se puede apagar. Si él vio a una niña durmiendo sola en una habitación, seguramente se la llevó”, declaró.

Robaba lo que quería

El sospecho le confesó a su amigo que hacía rondas nocturnas en Praia da Luz. Trepaba por balcones y ventanas. Incluso, Post vio montones de pasaportes en la chimenea de la casa. “Debía de haber entre 60 y 100 apilados”, dando indicios de la cantidad de hurtos que efectuó.

Para finalizar, agregó que Brueckner “entraba a las habitaciones y se llevaba lo que quería. Supuse que se refería a dinero en efectivo, joyas, pasaportes… pero ahora ¿quién sabe?, solo lo hacía de noche” ante el peligro de ser visto a la luz del día.

“Pensar lo que ha hecho en el pasado me enferma, me dan ganas de vomitar sabiendo que estaba saliendo con él.  Si lo condenan por llevarse a Madeleine, espero que lo encierren y le quiten la llave”, sentenció. @mundiario

Un ciudadano alemán es imputado por la desaparición de la niña Madeleine McCann
Comentarios