Cinco razones por las que los países más ricos planean viajar a la Luna

La exploración lunar sigue siendo prioridad para muchas naciones. / RRSS
La exploración lunar sigue siendo prioridad para muchas naciones. / RRSS

La India, China, Rusia, Japón, o Europa  planean misiones humanas y de otro tipo a la Luna, ¿sabes por qué tanto interés? 

Cinco razones por las que los países más ricos planean viajar a la Luna

Ningún humano ha estado en la Luna desde el año 1972, y hasta ese año tan solo doce personas lo habían hecho alguna vez, además de que todos ellos fueron estadounidenses. Pero ahora, países como La India, China, Rusia o Japón, planean misiones humanas a la Luna. Corea del Sur y Corea del Norte son naciones que también han comenzado a mirar hacia el satélite de la Tierra.

Una especie de carrera espacial parece estar fraguándose por cinco razones:

Por una visión para la innovación

En el pasado y aún ahora, una de las razones por las que el espacio atrae el interés y la inversión es que los humanos parecen impulsados a explorar y superar los límites conocidos. Pero el espacio también actúa como una fuerza unificadora, proporcionando una visión clara que impulsa la tecnología y la innovación hacia adelante. Después de varias décadas de relativo abandono, la exploración espacial se ve de nuevo como una tecnología que impulsa el avance científico. 

Por ventajas económicas y geopolíticas

Paradójicamente, la exploración de la Luna construye tanto la cooperación internacional como la competencia. Incluso si no tienen su propio programa espacial, los países pueden desarrollar instrumentos para volar en naves espaciales construidas y lanzadas por otras naciones. Por ejemplo, la nave espacial Chandrayaan-1 de la India transportaba instrumentos de Suecia, Alemania, el Reino Unido, Bulgaria y los Estados Unidos a la Luna. Esto ayuda a las economías y proporciona una fuerte motivación para mantener la paz.

Por ser un objetivo fácil

Las agencias espaciales en crecimiento necesitan misiones exitosas, y la Luna es un objetivo tentador. La comunicación por radio a lo largo de la distancia relativamente corta entre la Tierra y la Luna (384.400 km) es casi instantánea (1-2 segundos). Entre la Tierra y Marte, los tiempos de comunicación bidireccional pueden ser en el mejor de los casos de una hora. La baja gravedad y la falta de atmósfera en la Luna también simplifican las operaciones de los orbitadores y los módulos de aterrizaje.

Por nuevos descubrimientos

A pesar de décadas de observaciones, cada nueva misión a la Luna produce nuevos descubrimientos. La nave espacial japonesa Selene y la misión Chandrayaan-1 de la India descubrieron nuevas distribuciones de minerales en la Luna y analizaron regiones de recursos potenciales. Un descubrimiento emocionante ha sido la presencia de hielo de agua y otros compuestos orgánicos en regiones permanentemente oscurecidas de la Luna. 

Por aprender más sobre la Tierra

Además de los aspectos prácticos, la exploración de la Luna ha revelado ideas completamente nuevas sobre el origen del sistema solar. Antes de las misiones Apollo, se pensaba que los planetas se formaban durante largos períodos de tiempo por la lenta aglomeración de partículas polvorientas. Las rocas lunares devueltas a la Tierra por las misiones Apolo cambiaron esa idea literalmente de la noche a la mañana. Ahora sabemos que las colisiones gigantescas entre los planetas eran comunes, y que fue precisamente una de esas colisiones de un planeta del tamaño de Marte con la Tierra lo que formó la Luna. @mundiario 

Cinco razones por las que los países más ricos planean viajar a la Luna
Comentarios