Buscar

MUNDIARIO

El cigarrillo puede ser un agente transmisor del coronavirus, advierte Sanidad

El Ministerio pide no fumar en ambientes sociales donde podría ser más fácil infectarse con el virus que causa la Covid-19.
El cigarrillo puede ser un agente transmisor del coronavirus, advierte Sanidad
Fumar y beber. / Pixabay
Fumar y beber. / Pixabay

El Ministerio de Sanidad ha aprobado el Posicionamiento en relación al consumo de tabaco y relacionados durante la pandemia por la Covid-19, un documento realizado por la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud (SNS), donde advierten que los cigarrillos son unos agentes transmisores del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, por lo que piden no fumar en ambientes sociales.

En el documento destacan el riesgo que corren las personas de contraer más rápidamente el virus que causa la Covid-19 por fumar o vapear. Señalan que además del daño que ya causa el simple acto de fumar, al intentarlo durante la 'nueva normalidad', es necesario manipular la mascarilla o los guantes, para luego facilitar que los dedos entren en contacto con la boca, algo que podría ocasionar que una persona se contagie fácilmente con el coronavirus.


Quizá también te interese:

China aprueba el uso de una vacuna contra la Covid-19 en sus Fuerzas Armadas


 

Asimismo, el acto de fumar o vapear conlleva a la expulsión de gotitas respiratorias que “pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas” junto con “el factor de relajación de la distancia social de seguridad”. Por lo tanto, Sanidad recomienda evitar fumar en la calle y mantener las recomendaciones de higiene cuando una persona fume.

"Debe evitarse su consumo en ambientes comunitarios y sociales y, en caso de realizarse, se debe hacer en espacios separados abiertos, extremándose las medidas de higiene personal de quien consume, con lavado de manos previo y posterior a la manipulación de los productos y utensilios empleados”, reseña el Ministerio dirigido por Salvador Illa. 

El documento también se refiere a las pipas de agua, cuya utilización compartida estaba prohibida durante las fases 1, 2 y 3 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad. Sanidad señala que sería beneficioso mantener el uso de estas pipas para una sola persona y en privado.

"En cuanto a la relación entre fumar y la progresión de la Covid-19, la evidencia actual nos indica que fumar se asocia con su progresión negativa y con resultados adversos", afirma el documento tras recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que “hay una creciente evidencia de que el consumo de cigarrillos electrónicos produce efectos secundarios en los pulmones, corazón y vasos sanguíneos, y ello podría aumentar el riesgo de complicaciones severas por la Covid-19”. @mundiario