Buscar

MUNDIARIO

Científicos descubren el primer animal que puede sobrevivir sin respirar

Un estudio firmado por expertos de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, destaca que existe un pequeño parásito relacionado con las medusas que vive en el interior del salmón y no cuenta con los sistemas necesarios para procesar el oxígeno. 
Científicos descubren el primer animal que puede sobrevivir sin respirar
Parásito del salmón Henneguya salminicola. / Twitter.com
Parásito del salmón Henneguya salminicola. / Twitter.com

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Un equipo de científicos asegura que ha descubierto el primer animal que puede sobrevivir sin respirar: el parásito Henneguya salminicola.

La investigación, firmada por expertos de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, destaca que el pequeño parásito está relacionado con las medusas, vive en el interior del salmón y no cuenta con los sistemas necesarios para procesar el oxígeno. 

Quizás también te interese: 

 

Para llegar a esta conclusión, los expertos de la Escuela de Zoología de TAU trazaron un mapa del genoma de la criatura, con el objetivo de intentar comprender cómo sobrevive en tales condiciones. 

Los resultados fueron sorprendentes: las células del animal carecen de mitocondrias, es decir, el organelo presente en las células de criaturas multicelulares que convierte el oxígeno en la energía química necesaria para alimentar a la célula y sin el que la respiración aeróbica es imposible. 

“Se pensaba que la respiración aeróbica era ubicua en los animales, pero ahora confirmamos que no es así”, ha explicado la profesora de TAU y autora principal del estudio, Dorothee Huchon. “Nuestro descubrimiento muestra que la evolución puede ir en direcciones extrañas. La respiración aeróbica es una fuente importante de energía, y aún así encontramos un animal que abandonó este camino crítico”. 

Sobre el fenómeno, la experta ha dejado subrayado que “aún no está claro para nosotros cómo el parásito genera energía”. “Puede estar extrayendo de las células de peces circundantes, o puede tener un tipo de respiración diferente como la respiración sin oxígeno, que caracteriza típicamente a los organismos anaeróbicos no animales”, ha añadido. @mundiario