Buscar

MUNDIARIO

Un cadáver puede seguir moviéndose hasta un año después de la muerte

La investigadora Alyson Wilson ha explicado que, según su teoría, “los movimientos se relacionan con el proceso de descomposición a medida que el cuerpo se momifica y los ligamentos se secan".

Un cadáver puede seguir moviéndose hasta un año después de la muerte
Cadáver. / RR SS
Cadáver. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Un cadáver puede seguir moviéndose hasta un año después de la muerte. Así lo ha dejado claro una investigación firmada por el Forensic Science Internacional.

El estudio estuvo liderado por la experta australiana, Alyson Wilson, y se ha desarrollado en una de las únicas "granja de cuerpos" que existe fuera de Estados Unidos: en Sídney, Australia.

Para entender con mayor precisión cómo funciona el proceso de descomposición de un cadáver, Wilson instaló una cámara dentro de las instalaciones Australian Facility for Taphonomic Experimental Research (AFTER), para que tomara fotos cada media hora (durante más de un año) a los cuerpos.

Los resultados son sorprendentes: en una de las instancias registradas, los brazos terminaron abiertos hacia los lados, a pesar de que en el momento de la muerte estaban junto al cuerpo.

En esa línea, los expertos han destacado que, después de haber observado y construido un Time-Lapse, han podido confirmar que el movimiento del cadáver fue mayor de lo esperado.

“Lo que descubrimos fue que los brazos se movían significativamente, ya que comenzaban pegados al cuerpo y terminaban a un lado de este”, señala Wilson. "Creemos que los movimientos se relacionan con el proceso de descomposición a medida que el cuerpo se momifica y los ligamentos se secan", concluye. @mundiario