Chloé Fontaine, a MUNDIARIO: "No sabía que había tantas violaciones en pareja"

Chloé Fontaine. / Mundiario
Chloé Fontaine. / Mundiario

La guionista y actriz del cortometraje Soy ordinaria busca ahora fondos para un segundo corto sobre la violencia doméstica. "¡A ver si encontramos los fondos para hacerlo! ¡No hace falta decir que no va a ser fácil para nada!", dice en esta entrevista.

Chloé Fontaine, a MUNDIARIO: "No sabía que había tantas violaciones en pareja"

La actriz francesa Chloé Fontaine es también la guionista del corto Soy ordinaria, que retrata, en toda su crudeza, una violación de pareja. MUNDIARIO ha hablado con ella. "No sabía que había tantas violaciones en pareja", dice. 

– ¿Cómo se le ocurrió el guión del corto Soy ordinaria?

– Pues, un día que estuve charlando con una amiga mía, me contó un episodio que tuvo con su novio unas noches antes. Fueron de paseo juntos, era una noche muy simpática. Todo pasó genial hasta que se fueron a la cama. El quería hacerle el amor, a ella no le apetecía. Él siguió insistiendo más y más, hasta el punto de que ella se rindió. Me dijo: “Pues, a mí no me apetecía para nada, pero era la única manera de que me dejase tranquila, ¿no?". Pensé… “No”, muy fuerte íntimamente, pero no dije nada. Me quedé silenciosa. Algunos días después, otra amiga mía me contó una historia parecida: “Él tenía ganas, yo no. Al final él obtuvo lo que quería.” Esta vez no pude contener mis sentidos. Le dije que, según los textos jurídicos, eso tenía un nombre: se llamaba una violación. Me contestó “¡Que no!” Es mi novio. No puede ser una violación… ¿tú crees?”. La cuestión estaba ya lanzada en mi cabeza. Así que busqué testimonios de ese tipo en internet, y, desafortunadamente, no tuve problemas para encontrarlos. Fue un choque para mí. Nunca antes me había enterado de ese problema. Fue lo que me decidió a escribir este escenario.

– ¿Esperaba tener tanto éxito?

– ¡Para nada! Nunca hubiera pensado que tantas personas se irían a poner en la piel de estos personajes, ya sean mujeres o sean hombres. Vivo este éxito de dos maneras muy paradójicas: por cierto, me encanta ver que la película le habla a tantas personas del mundo entero. Pero al mismo tiempo, no puedo ignorar lo que está escondido detrás de estas cifras, la cantidad de vistas en Vimeo, los comentarios que aparecen, los mensajes que recibo. Cada una de estas cifras representan personas. A tantas personas les pasó esta situación, u oyeron a amigos suyos hablar de un episodio parecido. Es horroroso.  Destaca la urgencia que había de hacer esta película. 

– ¿Tiene ahora otros proyectos en mente?

– He escrito mi segundo cortometraje, que se llama “¿Entonces, por qué no te vas?”. Trata de la violencia física dentro de una pareja, pero de otra manera que tenemos la triste costumbre de ver. Hace años que oigo que cada dos días y medio una mujer se muere por causa de los golpes de su marido. Años, numerosas películas, numerosas campañas después y no cambia la situación. Así que decidí tomar el problema por este otro lado. ¡A ver si encontramos los fondos para hacerlo! ¡No hace falta decir que no va a ser fácil para nada!

Soy ordinaria
Fotograma del corto Soy ordinaria. / Mundiario
"Yo también tenía historias que contar"
Después haber estudiado periodismo en varias partes del mundo –"incluso en España", dice–, Chloé Fontaine, que ahora tiene 25 años, regresó a París, donde decidió volver a su primer amor: el teatro.
"Volví a estudiar y después de pocos días, decidí empezar a trabajar sola, y ver como andaba. Es un gran honor ayudar a artistas de gran talento a poner sus historias en imágenes, pero un día vi me faltaba una cosa: yo también tenía historias que contar. Así que un día cogí mi boli y empecé a escribirlas", declaró la actriz y guionista a MUNDIARIO.
De entrada, su primera película arrasa en Internet, donde Soy ordinaria se ha hecho viral. Muchos medios internacionales, entre ellos MUNDIARIO, se han hecho eco del vídeo. Paradójicamente, la película que la pareja del corto iba a ver es Irreversible, dirigida por Gaspar Noé y protagonizada por Monica Belluci. El film francés –un drama de 2002– incluye una escena de violación explícita que causó un gran revuelo cuando se estrenó.

 

Chloé Fontaine, a MUNDIARIO: "No sabía que había tantas violaciones en pareja"
Comentarios