Buscar

MUNDIARIO

China desliza la teoría de que el coronavirus no comenzó en Wuhan

El régimen de Xi Jinping ha ordenado que se propague la teoría de que el virus fue importado de otro país. El objetivo al que apuntan es que Wuhan salga librado de cualquier responsabilidad cuando acabe esta pandemia. 
China desliza la teoría de que el coronavirus no comenzó en Wuhan
Una mujer en un mercado de China. /Twitter.
Una mujer en un mercado de China. /Twitter.

China ha emprendido un plan para sacudirse de las acusaciones que lo apuntan como el causante de la propagación de la Covid-19. El régimen de Xi Jinping ha ordenado que se deslice la teoría de que el virus fue importado a su país desde algún otro punto del planeta.  Para lograr este objetivo, Pekín tomó como principal argumento a la importación de productos congelados. 

El 15 de junio pasado, Pekín recomendó no comer salmón importado luego de que supuestamente detectaran una cepa de coronavirus en uno de los envíos. En aquella oportunidad se lo vinculó con un rebrote que se inició en uno de sus mercados más grandes del mundo, el de Xinfadi.

El régimen de Xi dispuso que el salmón fuera retirado de refrigeradores en supermercados y plataformas de entrega de alimentos en las principales ciudades chinas, y destacados expertos del régimen advirtieron a los ciudadanos que no consuman los mariscos ricos en omega-3. Incluso, acusó a Ecuador como el país donde había esta cepa de coronavirus.

Tomando este contexto, el medio del órgano propagandístico Global Times, el régimen comunista intenta instalar que pudieron ser productos congelados los que llevaron el virus a Wuhan, ciudad capital de Hubei, contrariamente a lo que se creía. 

“China ha detectado un nuevo coronavirus en el empaque de alimentos congelados, lo que indica que el coronavirus vivo se puede importar a través del transporte de larga distancia e infectar a los trabajadores de la industria alimentaria de la cadena de frío, luego de los recientes brotes en el mercado Xinfadi de Beijing y Qingdao, provincia de Shandong, en el este de China”, reseña el articulo. 

Para sembrar más dudas sobre el origen, el medio oficial cita a Wu Zunyou, jefe epidemiólogo del Centro de Control y Prevención de Enfermedades Chino (CDC). El especialista dijo que hay “suficiente evidencia” de que el “coronavirus puede permanecer vivo por largos períodos bajo condiciones de congelamiento e infectar a las personas”. 

En los primeros meses de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no mostró la disposición para investigar el origen del coronavirus. Sin embargo, la presión internacional de potencias como Estados Unidos lo hicieron retroceder e indagan qué pasó realmente en Wuhan. Cuando acabe la crisis sanitaria a nivel global, tal vez, ya se tengan respuestas más claras. @mundiario