Los celtas y los 13 castros en las tierras de Iria Flavia, en Padrón

398 KB-Gran Legado Celta (2)_opt
Castro celta en Santa Tecla, en Galicia.

Los celtas entran en Galicia alrededor del año 600 a.d.C. debido al empuje de otras razas. Pueblo indoeuropeo, de Europa central, cerca del nacimiento de los ríos, Ródano, Rhin y Danubio.

Los celtas y los 13 castros en las tierras de Iria Flavia, en Padrón

Los celtas introducen en Galicia el uso del hierro y la cultura de los castros, su peculiar forma de vida. Un castro es una fortificación circular alrededor de las pallozas o viviendas. Características comunes a los castros es su situación en lo alto de una colina sobre plataforma cerrada con muralla de tierra y base de piedras, a la que se accede mediante un terra­plén con parapetos. En algunos casos aprovechaban los riachue­los cercanos para construir un foso delantero. Algunos permanecieron habitados hasta la Edad Media, a sus tardíos moradores se les conocía en Galicia con el nombre de "mouros".

Los celtas cultivaban lino, cereales para fabricar cerveza, con las bellotas tostadas producen pan, pescan, cuidan ganado caballar y lanar y fabrican cerámica. En la citania realizan la metalurgia del hierro, estaño, bronce y oro. Practican la reli­gión panteísta, basada en la creencia de que Dios es el universo, adoran a más de cien dioses como el río, el monte, el árbol, las piedras.

Los celtas se expansionan por toda Galicia creando 5.800 castros, comunicados entre sí mediante la visión directa, no alcanzaron la unidad política aunque formaron comunidades federadas basadas en la familia. Su tribu más importante fueron los ártabros, asentados en el Golfo Ártabro entre Ortigueira y Noya, divididos en lapatianos, brigantinos y nerios. Otras tribus eran los caporos, supertamári­cos, presamarcos, cilenos, elenos y grovios. Iria debía tener una importante población por los numerosos castros que la rodean. Los geógrafos Ptolomeo y Plinio escriben sobre Iria, área en la que sitúan a los celtas caporos.

El análisis de los asentamientos primitivos en el área de Iria, ha permitido localizar la existencia de trece castros celtas prerromanos, alrededor de los altos próximos a su puerto para proteger la zona.

En el municipio de Padrón se localizan cinco castros:

> Castro de Iria, ubicado en la meseta de veintidós metros de altitud en el camino desde el cementerio de Adina hacia Arretén. Su forma era circular y medía setenta y cinco metros de diámetro, las pallozas dos metros. El cierre se efectuaba con muralla de cinco metros de altura y parapetos en el otro lado. No tenía foso.

> Castro d'Arretén, en la mitad del trayecto entre el cemente­rio de Adina y Arretén, a cincuenta metros del anterior sobre una meseta en declive suroeste a treinta metros de altitud. Su forma era circular, y el diámetro era de setenta metros, forti­ficado con grandes rocas naturales y pequeños monolitos clava­dos en tierra. El cierre fue realizado mediante muralla de tierra de medio metro de anchura procedente de la parte cen­tral, los parapetos estaban revestidos de piedras por ambos lados delante de la muralla, en la puerta había piedras labra­das redondas y en cubos. Tenía delante un gran foso sólo cegado en el terraplén para entrar, debido a esto los vecinos le llaman A Barronca, la barranca, también llamado Palacio do rei.

> Castro de Barco, llamado "Castro de arriba" está localizado a dos kilómetros de Padrón carretera a Puente Vea, estriba­ciones del monte de Meda en descenso hacia el Ulla, a trescien­tos metros del ferrocarril en una meseta de cuarenta y cinco metros de altitud. Su forma era de polígono irregular y ciento setenta metros de diámetro. El cierre era mediante muro de piedras y muralla de tierra, de seis metros sin parapetos. Delante tenía un foso de tres metros de ancho y uno de profundidad, el descenso hacia el río servía de terraplén.

> Castro Valente, a cinco kilómetros al Nordeste de Iria, entre las aldeas de Confurco y Barcala. Conserva una buena parte de su muralla de dos metros y medio de ancho, robusta fortaleza que pudo ser campamento romano, de hecho hay un ara en el centro.

> Castro da Rocha, en tierras de Padrón pero al otro lado del río Ulla.

En los alrededores localizamos los restantes ocho castros, tres en el municipio de Pontecesures, el castro de Cessuris en Requeixo, el castro de Porto en Campaña y el castro de Cortinallas en la cima del monte de Porto. En el municipio de Rois, otros tres castros, el castro de Socastro en la parroquia de Hergobo, el castro de Picadizo en la parroquia de San Xoan de Buxán y el Castro de Oín en la parroquia de Santa María de Oín. En el municipio de Dodro se conocen dos castros, el castro de Traxeito cerca de Pexegueiro y el castro de Imo, en la parro­quia de San Xoan de Laíño.

Los celtas y los 13 castros en las tierras de Iria Flavia, en Padrón
Comentarios