Buscar

MUNDIARIO

Burgos limita a tres personas las reuniones de no convivientes y anuncia rastreos masivos

La Junta planteará a Sanidad que imponga el encierro domiciliario frente al repunte descontrolado del coronavirus en la ciudad.

Burgos limita a tres personas las reuniones de no convivientes y anuncia rastreos masivos
Un bar en Castilla y León. / Mundiario
Un bar en Castilla y León. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

El incremento desbocado del coronavirus en Burgos ha vuelto a destacar la posibilidad de un confinamiento domiciliario, medida que hasta hace una semana ha sido rechazada por el Ministerio de Sanidad, aguardando el informe preliminar de las restricciones impuestas tras el estado de alarma.

Sin embargo, este jueves la Junta de Castilla y León ha pedido a la población que se confine de forma voluntaria, después de que la incidencia acumulada en 14 días acumule los 1.700 casos por 100.000 habitantes, mientras que la media en España está en 514.


Quizá te pueda interesar

Cataluña decide extender hasta el 23 de noviembre el cierre de bares y restaurantes

 Las tres comunidades de España que reportan mayor número de fallecidos que en la primera ola 


Asimismo, han prohibido las reuniones de más de tres personas no convivientes. Al respecto, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, han reiterado ante las autoridades de Sanidad que se imponga esta medida. Sin embargo, el ministro Salvador Illa y el resto de integrantes del Gobierno han insistido en las últimas semanas en que el confinamiento de la población, como el vivido en los meses más duros de la primera ola de la pandemia, se mantienen descartados por el momento.

Igea y Casado han informado también de que se va a realizar un rastreo masivo, así como la evaluación de nuevas medidas restrictivas y más análisis de las aguas residuales para intentar contener la expansión de la covid-19 en la ciudad.

A día de hoy, la provincia alcanza más de 1.200 positivos por 100.000 habitantes. Este jueves, se han conocido 2.074 nuevos infectados y 39 muertes en Castilla y León La Junta endureció las restricciones contra el coronavirus el pasado viernes en toda la comunidad.

Entre otras medidas, se decretó el cierre de la hostelería, excepto los locales que preparan comida para recoger o enviar a domicilio, y el cierre de centros y parques comerciales, excepto los establecimientos que venden bienes y servicios de primera necesidad. Los establecimientos de menos de 2.500 metros cuadrados adscritos a centros comerciales y que tengan acceso directo de la calle pueden seguir abiertos. También se mantiene abierto el comercio minorista.

La comunidad mantiene el toque de queda desde las 22.00 a las 6.00 y un máximo de seis personas en reuniones sociales, así como el confinamiento perimetral de la región. Las restricciones, que en principio fueron establecidas para dos semanas, se mantendrán todo el tiempo que sea preciso para reducir la incidencia del virus, han añadido Igea y Casado. @mundiario