El caso de un bebé que ha nacido sin rostro sacude Portugal

Recién nacido en una incubadora. / msal.gob.ar
Recién nacido en una incubadora. / msal.gob

El pequeño Rodrigo nació el pasado 7 de octubre en una pequeña ciudad a 40 km de Lisboa, sin ojos, sin nariz y también sin parte de su cráneo. Las autoridades médicas han decidido suspender por seis meses al médico que no detectó las malformaciones en el niño. 

El caso de un bebé que ha nacido sin rostro sacude Portugal

Se llama Rodrigo, llegó al mundo el pasado 7 de octubre en el Hospital of Sao Bernardo de Setúbal, una pequeña ciudad a 40 km de Lisboa y su caso ha sacudido la nación entera: ha nacido sin ojos, sin nariz y también sin parte de su cráneo. 

Quizás también te interese: 

 

El nacimiento del pequeño ha encendido las alertas en el país vecino, luego de que las autoridades médicas decidieran suspender por seis meses al médico que no detectó las malformaciones en el niño: Artur Carvalho.

En esa línea, los padres han asegurado que la madre fue sometida a numerosas pruebas médicas durante el embarazo y nunca fueron advertidos de las deformaciones físicas severas que sufría el bebé.

De hecho, los informes del caso confirman que la madre se sometió a varios ultrasonidos durante los 9 meses de la gestación, uno de ellos en 5D, una tecnología que da una imagen más avanzada sobre el feto y que fue realizado en una clínica diferente al lugar en donde se había atendido hasta ahora. 

El médico a cargo de este último estudio explicó a los padres de Rodrigo que la imagen daba indicios de anomalías e incluso mencionó una posible malformación. Sin embargo, los padres volvieron a la consulta de Carvalho, y obstetra se encargó de “descartar” estas preocupaciones. 

"Explicó que a veces algunas partes de la cara no son visibles (en los ultrasonidos). Por ejemplo, cuando la cara del bebé está pegada al vientre de la madre", ha detallado la tía Rodrigo. 

Otros casos similares que enfrenta Artur Carvalho

El drama de la familia de Rodrigo ha abierto la puerta a una investigación que ha determinado que Artur Carvalho, que tiene su propia clínica privada y, por si fuera poco es gerente y accionista de Eco Sado (consultorio donde se efectuaron los análisis), arrastra otros casos de bebés que podrían haber sufrido negligencias en sus manos. 

De momento, existen al menos seis reclamaciones abiertas contra el médico: entre ellas la de un niño que nació con desfiguración facial, piernas deformadas y daño cerebral severo; y otra en la que el bebé murió meses después de su nacimiento.

Lo más grave del asunto es que Carvalho -que también suele ejercer en algunos centros públicos de Portugal- había enfrentado anteriormente cuatro procesos, que terminaron archivándose por considerarse que no existía pruebas suficientes. 

Por todo esto, el consejo disciplinario de la nación ha decidido suspender al obstetra por seis meses en tanto continúan las investigaciones. Mientras tanto, Rodrigo continúa luchando por su vida bajo atención hospitalaria y en estado de máxima gravedad. @mundiario 
 

El caso de un bebé que ha nacido sin rostro sacude Portugal
Comentarios