Buscar

MUNDIARIO

Casi toda América Latina y el Caribe recibirán la vacuna contra la Covid-19 por parte de la OMS

La inversión necesaria para financiar las vacunas y distribuirlas en los países de la región podría ascender a los 15.000 millones de dólares aproximadamente. Se trata del programa sanitario-humanitario más importante de la década y del siglo XXI.
Casi toda América Latina y el Caribe recibirán la vacuna contra la Covid-19 por parte de la OMS
Un lote de vacunas experimentales contra la Covid-19 / PAHO.org
Un lote de vacunas experimentales contra la Covid-19 / PAHO.org

El continente donde se registran los focos de crisis socioeconómica más extensos, estructurales y estancados es uno de los objetivos de la política sanitaria global que ha emprendido el organismo encargado de frenar la pandemia de coronavirus, la tercera más devastadora de la historia de la humanidad. Para evitar que los problemas sistémicos de la región más desigual y socialmente inestable del mundo escalen hacia un desgaste mucho más acelerado, inmunizar a Latinoamérica es la prioridad en el hemisferio occidental. 

Y es que casi todos los países de América Latina y el Caribe se unieron o están en proceso de sumarse al mecanismo Covax de la OMS para recibir una vacuna contra la COVID-19, dijo este pasado miércoles la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne.


Quizás también te interese:

La OMS asegura que no es inevitable una segunda ola mundial de contagios de Covid-19


Esto implica que la Organización Mundial de la Salud ahora comienza a preparar la logística con la que tenderá un puente sanitario-humanitario para distribuir la vacuna en la región una vez que esté lista y pase los controles regulatorios de organismos como los CDC de Estados Unidos, la Agencia Europea de Medicamentos y la propia OMS junto a la Alianza Internacional de Vacunas. El objetivo es que las dos vacunas más potencialmente avanzadas y efectivas, las de Moderna y AstraZeneca, puedan ser vendidas a la OMS, aunque Washington podría despachar su antiviral al margen del organismo de salud de la ONU tras su reciente salida. 

"Prácticamente todos los países de América Latina y el Caribe se han unido o están en proceso de hacerlo", afirmó Etienne en una conferencia de prensa en Washington (EE UU), según consigna un comunicado de la OPS.

Por lo tanto, lo que se conoce en este período de inestabilidad global como la ‘diplomacia sanitaria’, es un paradigma que ha permitido la configuración de un proyecto de restauración de la salud pública en una región que registra una tasa de más del 50% de informalidad económica, lo que ya es un factor socioeconómico estructural que limita a más de 200 millones de personas en toda América Latina a tener acceso a una atención médica de calidad, en todos los aspectos, no solo para la infección por Covid-19. 

“Un factor importante para generar confianza en las nuevas vacunas es asegurar que estén al alcance de todos los países, y esto se puede lograr a través de Covax, el mecanismo de acceso mundial a las vacunas contra la COVID-19”, indicó la funcionaria. 

Entonces, la OMS aboga por una estrategia basada en que la opinión pública mundial tenga confianza social y cultural en el proceso de inmunización como una herramienta clave en la supervivencia y en el estado de conservación de la humanidad, pues solo así será posible retomar la dinámica normal del sistema de vida en todos los ámbitos de la existencia. 

El Plan COVAX es un fondo creado por la OMS para canalizar fondos con aportes financieros de todos los países miembros a fin de comprar las vacunas contra la Covid-19 a los países productores (posiblemente EE UU, Reino Unido y Rusia). Está encabezado por la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, la Alianza para las Vacunas y la propia OMS (Organización Mundial de la Salud).

Se trata del programa sanitario-humanitario más importante de la década y del siglo XXI, pues consiste en inmunizar a más de 7.000 millones de personas en todo el planeta cortar la propagación del SARS-CoV-2. 

En el mundo hay al menos seis vacunas que están en fase avanzada de desarrollo: 1) CoronaVac, de la firma china Sinovac Biotech; 2) BNT162b2 de la estadounidense-alemana Pfizer y de BioNTech; 3) ARNm-1273, de Moderna, con sede en Estados Unidos; 4) ChAdOx1 nCoV-19, de AstraZeneca y la Universidad de Oxford; 5) Ad26.COV2-S, de Johnson & Johnson, y 6) la Sputnik V de Rusia.

Sin embargo, las vacunas experimentales que más efectividad muestran en la generación de anticuerpos hasta ahora, son las de Moderna y AstraZeneca, pues crear un volumen de anticuerpos neutralizantes y de células T que inhiben la capacidad del virus para insertarse en las células de la persona contagiada a través de las espigas con las que se acopla e inyecta sus proteínas infecciosas dentro del núcleo celular humano.

"Estamos colaborando activamente con instituciones financieras, como el Banco Interamericano de Desarrollo, para ayudar a los países de nuestra región a acceder a los fondos necesarios para comprar vacunas a través de Covax cuando estén disponibles", indicó la directora de la OPS sobre el financiamiento del programa.

La inversión necesaria para financiar las vacunas y distribuirlas en los países de la región podría ascender a los 15.000 millones de dólares aproximadamente. Restablecer la salud pública y la confianza social en una dinámica de vida relativamente normal es la prioridad política, diplomática, económica y civil de los Gobiernos de esa región tan agitada por problemas domésticos de vieja data. @mundiario