Un cartel prohíbe la entrada de canes en el cementerio portugués de Espinho

Prohibida la entrada a canes - Cementerio de Espinho, Portugal /  Francisco Puñal
Señal de prohibición en el cementerio de Espinho. / Francisco Puñal

La búsqueda de imágenes insólitas, humorísticas, raras y curiosas es un gran reto, que se consigue con los ojos bien abiertos y, por supuesto, con una mente con sentido del humor.

Un cartel prohíbe la entrada de canes en el cementerio portugués de Espinho

La búsqueda de imágenes insólitas, humorísticas, raras y curiosas es un gran reto, que se consigue con los ojos bien abiertos y, por supuesto, con una mente con sentido del humor.

Recorrer las calles de los lugares visitados, con la cámara en ristre, en una especie de cacería fotográfica para captar imágenes sorprendentes, es una diversión que exige entrenamiento, y que nos ratifica a la fotografía como el arte contemporáneo más apreciado.

El cartel que aparece en esta imagen, que pudiéramos catalogar de humor negro, me causó bastante risa al comprobar cómo, supuestamente,  los huesos de los fallecidos eran protegidos de un posible apetito canino.

Un cartel prohíbe la entrada de canes en el cementerio portugués de Espinho
Comentarios