Carmena cede Madrid a los manteros y no actua contra ellos

268248-620-282 [640x480]
Manteros en plena Puerta del Sol

Como era lógico, tras invitarlos a entrar ilegalmente en España, la alcaldesa de Madrid ordena a su policía local que se abstenga de actuar contra el "top manda" con una precisa instrucción en ese sentido.

Carmena cede Madrid a los manteros y no actua contra ellos

Mediante una trampa del lenguaje, “no actuar si hay riesgo de desorden”, Carmena declara que los manteros son intocables. Es evidente que siempre que se produce un desalojo se producen tumultos que afectan a los viandantes y al orden en las calles. De este modo, los manteros –cada vez más violentos y crecidos- saben que no van a ser molestados por la policía municipal de Madrid. No se olvide que Carmena los invitó a saltar la vallan y que la alcaldesa de Madrid está donde está con el apoyo del PSOE.

La propia Policía Municipal de Madrid calcula que en la capital hay unos 1.500 manteros, que actúan principalmente en el centro, donde su número crece gracias a la permisividad de la alcaldesa y que se han suprimido las operaciones para localizar los almacenes de los productos falsificados que se venden en las calles y cuyo centro neurálgico se halla en la barrio del Avapiés, precisamente donde el portavoz de los manteros insultó gravemente a la propia guardia urbana durante el reciente pregón de las fiestas.

La nueva instrucción sobre la venta ambulante tiene un efecto práctico: esta actividad va a ser permitida en la práctica, lo que se corresponde con el crecimiento exponencial de la ocupación del espacio público dada la permisividad de la alcaldesa, que no hace poco invitaba a saltar la valle.

El jefe de Área de Seguridad del Ayuntamiento Javier Barbero, juega con las palabras. Dice que la nueva directriz “Tiene un carácter técnico obvio para garantizar la convivencia y el bueno uso del espacio público”. La instrucción, firmada el 10 de agosto por el comisario general, Teodoro Pérez, establece que solo se podrá actuar contra los «manteros» en caso de que no exista riesgo para el orden público. Se pondrá en una balanza el peligro 2en bienes jurídicos de mayor relevancia del que se quiere proteger, como puede ser la seguridad de los distintos intervinientes”. Siempre según las premisas de congruencia, oportunidad y proporcionalidad.

En la práctica de les dice a los agentes que no hagan nada. El levantamiento de los puestos de los manteros y la requisa, en su caso, de los géneros, provoca siempre una desbandada. Y como ya ha ocurrido, en su escapada, no se cuidan de no arrollan a quienes encuentren a su paso. Eso hace que erradicar la venta ambulante ilegal en las principales calles de Madrid es imposible: ese riesgo siempre existe. Los manteros, en creciente aumento, ocupan diversas zonas del centro de Madrid: calles peatonales como Preciados, Callao, Sol o la Plaza Mayor, o en aceras de tránsito peatonal y automovilístico extraordinario, como las aceras de la Gran Vía, otra de las zonas tomadas por esta práctica ilegal.

El Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) se queja de que “existe un apoyo de esta Corporación municipal a los manteros y se está creando un riesgo para todos”.  Y en ese sentido concluyen lo que es evidente: “La solución para el Ayuntamiento es que no intervengamos, para que no se produzca un escándalo en los medios de comunicación. Pero esa instrucción es imposible de cumplir. Están fomentando aún más esta venta ilegal”

Y ante la incertidumbre creada, los jefes de unidades de distrito han pedido que les aclaren cuándo actuar entonces. Y en este sentido concluyen: “Porque lo que viene a afirmar la orden es que no hagamos nada. Todo son trabas para que no actuemos, pero que lo digan claramente”. El sindicato mayoritario en la Policía Municipal de Madrid, han pedido a la alcaldesa que lleve a cabo una campaña de información a los turistas, para que sepan que están adquiriendo falsificaciones, que les están estafando y que, además, están subvencionando a las mafias. Pero cómo pedirle tal cosa a la misma persona que invita a saltar la valla de Ceuta o Melilla.

Todos los sectores profesionales de la Policía Municipal de Madrid se sienten igualmente desvalidos y critican la orden: el CSIT-Unión Profesional manifiestan que nueva instrucción no soluciona el problema y complica la actuación de la Policía. La Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) va más allá y afirma que “la Policía Municipal no tiene el apoyo institucional y está criminalizada en este tipo de actuaciones por el Ayuntamiento, como quedó demostrado en los sucesos de Lavapiés y en el pregón de Cayetano, a manos de una persona investigada por injuriar y calumniar a sus policías. No nos sentimos apoyados ni queridos por el Área de Seguridad por el gran trabajo que realizamos a diario, y moralmente eso afecta a nuestra labor, al igual que el conflicto laboral mantenido en el tiempo de modo deliberado”. @mundiario

Carmena cede Madrid a los manteros y no actua contra ellos
Comentarios