Buscar

Cantabile, un coro de niños y jóvenes, afronta el reto de la ópera Dido&Eneas, de Henry Purcell

¿Por qué espectáculos como el “Dido y Eneas” que han sido capaces de llenar un teatro como el Colón no tienen la repercusión mediática que merecen?, se pregunta esta colaboradora de MUNDIARIO.
Cantabile, un coro de niños y jóvenes, afronta el reto de la ópera Dido&Eneas, de Henry Purcell
El Coro Infantil y Juvenil Cantabile, de A Coruña.
El Coro Infantil y Juvenil Cantabile, de A Coruña.

Firma

Pilar Muiños

Pilar Muiños

Docente e investigadora en m-learning. Directora de EIP Galicia y colaboradora de MUNDIARIO.

El próximo 12 de julio un coro de niños y jóvenes coruñeses representará en el teatro Colón de A Coruña una ópera. Sí, sí, una ópera. El coro es Cantabile y la ópera es Dido&Eneas de Henry Purcell. Tal como ellos mismos dicen en su página web: Cantabile nació en abril de 2002 como iniciativa de un grupo de niños y jóvenes, muchos de ellos con conocimientos previos de música. Lo concebimos como un coro infantil y juvenil en el cual aprender interpretando, centrando el repertorio en el Renacimiento, Barroco y Clasicismo, pero sin olvidar la música popular y navideña(…)Llevamos desde el año 2002 cantando juntos, emocionándonos y emocionando a nuestros amigos y seguidores; embarcándonos cada año en nuevos y más ambiciosos proyectos que sacamos adelante con mucha más ilusión que medios, el esfuerzo de los que  cantamos y el decidido apoyo de algunas instituciones públicas y privadas que han creído en nosotros.”

Efectivamente de Cantabile sorprenden dos cosas: una, su extraordinaria calidad en un coro compuesto por niños y jóvenes que viven la música apasionadamente pero que no son, por lo tanto, profesionales y que dedican sólo 3 horas cada sábado a ensayar;  y dos que consigan lo que consiguen, tal como dicen, con más ilusión que medios. Porque esta es una asociación cultural que, como tal, intenta optar a algún tipo de ayuda, pero lamentablemente no están los tiempos como para recibir  las suficientes, y por eso deben conseguir el dinero que necesitan para hacer proyectos tan increíbles como el Dido mediante las cuotas de sus socios, pero sobre todo,  gracias a sus actuaciones en bodas u otros acontecimientos sociales para los que son contratados.

Esta no es la primera vez que Cantabile representará  “Dido y Eneas”. Después de un pre-estreno de la ópera semiescenificada en Vigo en diciembre de 2011 la ópera se estrenó al completo en Teatro Colón de A Coruña días después recibiendo una estupenda crítica de Antón de Santiago, en un artículo publicado en un diario local de su ciudad.

A mí sigue pareciéndome increíble que con tan pocos medios se pueda hacer algo tan grande, a la altura de  algún montaje de ópera hecho por profesionales con bastantes más medios económicos que éste, y además, teniendo siempre presente que  como ya he dicho anteriormente, los niños y jóvenes de Cantabile, no son profesionales, y que por lo tanto, deben hacer la vida de cualquier  persona de su edad: ir al colegio, al instituto o la universidad, compaginarlo con sus estudios en el conservatorio o la Escuela de música municipal de A Coruña, y alguno de los mayores  intentando seguir el ritmo de los ensayos a pesar de su horario laboral.

Pues, a pesar de su calidad y de  la estupenda crítica de Antón de Santiago, la ópera sólo se ha podido volver a representar una vez en la versión semiescenificada en el auditorio de Arteixo, y otra en el Teatro Jofre de Ferrol, en diciembre de 2012.

Es incomprensible que todo el esfuerzo, la dedicación y el tiempo invertidos en proyectos como éste tengan que quedar en la sombra, sin que nadie más pueda disfrutarlo, simplemente por razones económicas, porque además, como dice Carlos García Amigo, uno de los músicos que participan en la ópera: “una producción de ópera íntegramente gallega es más que exportable”.  

Pero Cantabile al igual que muchas otras asociaciones que le dan vida cultural a las ciudades no tiene un gran mecenas de las artes, ni una distribuidora, ni medios de comunicación a sus pies, y mucho menos un gran presupuesto (en realidad, no lo tiene ni casi pequeño), pero sí tiene todo lo necesario para conseguir hacer de lo imposible algo real. Porque Cantabile es mucho más que un coro de niños y jóvenes. Cantabile hace magia musical. Algunos somos muy afortunados y podemos apreciarlo de cerca, pero estos proyectos, merecen algo más que eso. Merecen estar al alcance de ese gran público que está a la espera de algo diferente, exclusivo y de calidad.

La vida de muchas asociaciones culturales, que además son las que mantienen viva la agenda cultural de una ciudad, pende de un hilo. Ahogadas entre gastos corrientes (alquiler de local, agua, luz, teléfono, etc.), estas asociaciones viven del altruismo de sus colaboradores, de la dedicación abnegada de sus socios y de pequeñas actuaciones que les ayudan a superar el día a día. Es probable que en las reuniones de sus juntas directivas se hable más de gastos que de nuevos proyectos, y así poco a poco, la cultura va languideciendo por causas económicas. ¿Por qué las instituciones gallegas en este caso no están dispuestas a promocionar un espectáculo de producción propia 100% “made in Galicia”? Y si en esta época de crisis, las instituciones ya no ven como prioridad la promoción de la cultura, ¿dónde están los mecenas culturales? ¿Qué hay que hacer para que toda esta magia deje de pasar desapercibida?

Es comprensible entender que un empresario quiera promocionar un evento de Fórmula 1, un equipo de fútbol o baloncesto, por toda la difusión mediática de esos eventos, pero ¿por qué espectáculos como el “Dido y Eneas” que han sido capaces de llenar un teatro como el Colón no tienen la repercusión mediática que merecen? ¿No es más “noticiable” que llene un teatro una asociación cultural que un artista consagrado? La cultura parece que no interesa si no va de la mano de un nombre famoso, de un gancho mediático, y al mismo tiempo, no interesa porque no se difunde y sin difusión, no hay relevancia. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Quizás el retroceso cultural que estamos experimentando nos haga volver a épocas pretéritas, y con un poco de suerte, volvamos al Renacimiento, y de nuevo encontremos a esos mecenas culturales, esos, que consideraban que apoyar las artes les daba prestigio social y estaban deseosos de vincular su nombre al de los artistas.

Afortunadamente para Cantabile, el día 12 de julio en el Teatro Colón de A Coruña, después de mucho trabajo, insistencia, y perseverancia, su ópera volverá a salir a la luz. Pero ¿qué pasará después del día 12? ¿Qué les pasará a las asociaciones culturales? ¿Serán capaces de embarcarse en nuevos proyectos de calidad? ¿Encontrarán algún mecenas de la cultura? Para algunos quizás sea ya demasiado tarde.

Making Off de la Opera "Dido & Eneas" Coro Cantabile from Coro Cantabile on Vimeo.