Buscar

MUNDIARIO

¿Por qué las canciones las recordamos mejor que lo que hemos estudiado?

Un estudio realizado por Daniela Sammler, del Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences, señala que la letra de las canciones tiene su propia sección de almacenamiento en el cerebro, separada de la que usa para guardar la melodía.

¿Por qué las canciones las recordamos mejor que lo que hemos estudiado?
Ariana Grande, cantante, durante el One Love Manchester. /  YouTube.
Ariana Grande, cantante, durante el One Love Manchester. / YouTube.

Firma

Cristina Goás

Cristina Goás

La autora, CRISTINA GOÁS, gestiona Melovida y dirige Presto Vivace, desde donde desarrolla la investigación musical y su aplicación a través de dispositivos tecnológicos. También es colaboradora de MUNDIARIO y se encarga de formar y crear nuevos talentos. @mundiario

La música está por doquier, en las tiendas, bares, autos, gimnasios y restaurantes, así que, según la psicóloga musical Vicky Williamson, la primera razón por la que recordamos las canciones con facilidad es que bombardeamos a nuestra memoria con ellas. La segunda razón es que podemos vincularlas a emociones fuertes. En general, las memorias emocionales son fáciles de recordar sin necesidad de la exposición repetida. Finalmente, las canciones se nos  vienen sin dificultad a la mente pues son en parte memoria motora.

 

La conexión entre la música y las neuronas es activa. Muchas áreas cerebrales se encienden cuando los oídos empiezan a recibir las primeras notas musicales.

El tono, el timbre, el ritmo, la melodía y la respuesta emocional propiciada parecen tener localizaciones cerebrales distintas, afirma el neurólogo Manuel Arias Gómez en su texto Música y Neurología.  “El timbre se procesa y percibe fundamentalmente en el hemisferio derecho, la melodía en ambos y el ritmo y los elementos secuenciales atañen al izquierdo".

Un artículo publicado en la revista Memory & Cognition en 2007, explica que las canciones poseen características estructurales que pueden ser de mucha ayuda para recordar un texto. La métrica de la música y el número de notas en el fragmento de una pieza pueden ser útiles para darle una señal al cerebro y que así recuerde ciertas palabras.

Un ritmo específico, una secuencia en el piano o incluso una pausa entre las notas pueden ser elementos que después de la repetición se vuelven señales que el cerebro atrapa. Como respuesta arroja palabras que ya estaban relacionadas, por eso la música es un vehículo de enseñanza tan importante y necesario en el currículo escolar de nuestros hijos. @mundiario