Buscar

MUNDIARIO

Cáncer y Covid-19, una mezcla el doble de mortal que para el resto de infectados

Un estudio publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet apunta que la tasa de letalidad de enfermos de cáncer que también padecen coronavirus es del 13 %, frente al 6,5% de la establecida para pacientes que solo están infectados por el SARS-COV-2.
Cáncer y Covid-19, una mezcla el doble de mortal que para el resto de infectados
Cuidados a un apaciente con cáncer. / National Cancer Institute / Unsplash
Cuidados a un apaciente con cáncer. / National Cancer Institute / Unsplash

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

El primer estudio sobre la tasa de letalidad de los enfermos de cáncer afectados por coronavirus ya ha sido publicado y está en torno al 13% Este índice duplica el establecido para todos los pacientes con Covid-19, que es del 6,5% , según los datos del Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de Johns Hopkins.

Este estudio se ha llevado a cabo gracias a la iniciativa del CCC19, un consorcio de más de 100 centros de cáncer y otras organizaciones que se han reunido para recopilar datos sobre pacientes con cáncer que han sido diagnosticados con Covid-19. Los resultados del trabajo proceden de datos de 928 pacientes de hospitales de España, Canadá y Estados Unidos y ya se han publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet. Concretamente, la mediana de edad de los pacientes fue de 66 años; 279 (30%) tenían 75 años o más y 468 (50%) pacientes eran varones. 460 (50%) pacientes eran blancos no hispanos, 148 (16%) eran negros no hispanos y 150 (16%) eran hispanos. La región geográfica de residencia más común fue el noreste de EE UU (375 [40%]).

Los hallazgos del estudio

Los pacientes con cáncer parecen tener un mayor riesgo de mortalidad y enfermedades graves debido a la infección por SARS-CoV-2, independientemente de si tienen cáncer activo, están en tratamiento contra el cáncer o ambos.

Según los autores del estudio, la toma en consideración de su estudio con los datos de otras regiones, "tienen implicaciones políticas importantes que incluyen, entre otras, la necesidad de aumentar la vigilancia y las pruebas de SARS-CoV-2, minimizar la exposición del sistema de atención médica y reconsiderar los procedimientos y tratamientos en pacientes con cáncer. En particular, los sistemas de atención médica están evaluando a las personas asintomáticas antes de muchos tratamientos contra el cáncer, y anticipamos que a medida que crezca la cohorte CCC19, será necesario un análisis separado de las personas asintomáticas que han sido examinadas".

En este análisis publicado en The Lancet, los pacientes con cáncer progresivo murieron a una tasa numéricamente más alta sin ingreso en la UCI que entre los que ingresaron en una UCI, y se observó el patrón inverso para los pacientes en remisión. También observaron que el la muestra del subgrupo español no tuvo ingresos en la UCI y ningún paciente recibió ventilación mecánica, pero tuvo diez muertes. El subgrupo canadiense tuvo la mayor proporción de pacientes ingresados ​​en el hospital, pero tuvo la tasa numéricamente más baja de muertes de cualquiera de los subgrupos regionales. "Estos hallazgos, incluida la reducción del riesgo de mortalidad por todas las causas a los 30 días asociada con la residencia en Canadá y el medio oeste de EE UU, probablemente reflejen diferencias regionales en la respuesta a la Covid-19, y diferentes cronogramas de la pandemia local, y merecen más estudios", afirman los firmantes de la investigación.

"Mientras que los pacientes de más edad y aquellos con condiciones de comorbilidad importantes tienen un riesgo sustancialmente mayor de morir por la Covid-19, nuestros primeros hallazgos son alentadores para los pacientes sin condiciones médicas importantes que reciben su terapia para el cáncer dentro de las cuatro semanas tras la infección por SARS-CoV-2”, indica Nicole Kuderer, del Grupo de Investigación de Cáncer Avanzado de Seattle y una de las autoras principales. @mundiario