Buscar

MUNDIARIO

Reino Unido apuesta por una desescalada por etapas hasta finales de junio

El Gobierno de Boris Johnson apuesta por su campaña de vacunación que ya ha alcanzado a más de 17 millones de personas que les permite ver “camino a la libertad” muy “cauto e irreversible”.
Reino Unido apuesta por una desescalada por etapas hasta finales de junio
Boris Johnson, primer ministro británico. / RR SS.
Boris Johnson, primer ministro británico. / RR SS.

A diferencia de Donald Trump o Jair Bolsonaro, el primer ministro Boris Johnson aprendió la lección del coronavirus. Al inicio de la pandemia este decidió aferrarse a medidas muy tibias para mantener a flote la economía, cuestión que le pasó factura a Reino Unido con el propio jefe del Gobierno contagiado y en peligro por la Covid-19 o la aparición de una nueva cepa que ocasionó un confinamiento riguroso en todo el país.

Ahora acercándose el fin de febrero, Johnson ve con mejores ojos el futuro, tanto así, que anunció un “camino hacia la libertad” que será muy largo y lento. El plan del gobierno británico contempla la apertura de los comercios el 12 de abril, mientras que los bares y restaurantes podrían abrir en 17 de mayo.

La campaña de vacunación en el país parece estar funcionando. Iniciando la semana, Reino Unido ha notificado la muerte de 178 personas y 10.641 nuevos contagios de Covid-19. Las cifras están por debajo de lo que notificaron en enero, gracias a que el país ya ha logrado vacunar a 17,5 millones de personas con la primera dosis. Pese a las buenas noticias, Johnson parece querer ir con mucho cuidado y por eso presentarán una desescalada lenta y rigurosa que se prolongará hasta finales de junio.

“No podemos proseguir de un modo indefinido con restricciones que debiliten nuestra economía, nuestro bienestar físico y mental y las oportunidades de vida de nuestros niños”, afirmó Johnson durante su comparecencia ante la Cámara de los Comunes. “Por eso resulta clave que esta hoja de ruta sea tan precavida como irreversible”. Desde ahora cualquier avance que quieran llevar a cabo se basará en métodos científicos que responderán a preguntas claves. 

Asimismo todo avance deberá proceder hasta cinco semanas después del anterior que es el tiempo suficiente para que los expertos puedan realizar una evaluación de la situación y dar luz verde o en cambio dar tiempo a que el gobierno advierta a la población. “Avanzar de un modo más rápido significaría actuar antes de saber el impacto que tendrá cada paso. Y no pienso tomar ese riesgo”, destacó el primer ministro.

Por otro lado, el gobierno de Johnson ha dado luz verde para que el próximo 8 de marzo sean abiertos los centros de educación primaria, secundaria y las universidades. Todos los alumnos serán sometidos a estrictos test semanales, mientras que en secundaria y en los universitarios deberán llevar mascarillas tanto en las aulas como en las zonas comunes. Esta fecha será clave y dará pie o no para que le país regrese a la normalidad progresivamente. @mundiario