Camilo Maldonado, el niño que iba a participar en la expedición de Balmis

Edward Jenner.
Edward Jenner.

El 14 de diciembre de 1803, el intendente del Ejército de A Coruña informa de que ha fallecido en Lugo Camilo Maldonado, uno de los niños que fue con Balmis...

Camilo Maldonado, el niño que iba a participar en la expedición de Balmis

Camilo Maldonado era un pequeño de 11 años, que había sido recogido en algún hospicio de Madrid para formar parte de la expedición Balmis, la que permitió erradicar la viruela del mundo.

Francisco Javier de Balmis era un médico español, de Alicante, que a principios del siglo XIX organizó una expedición de carácter filantrópico que dio la vuelta al mundo, con el fin de terminar con la viruela en nuestro planeta.

Balmis coge a unos 20 niños huérfanos, que no habían pasado la viruela y a los que la sociedad de la época consideraba pequeños a su servicio sin opinión ni criterio, de edades comprendidas  entre 8 y 11 años, a los que les inocula la vacuna, utilizándolos como reservorios de vacunas para irla repartiendo por todo el mundo. La expedición tendría éxito si se mantenía la vacuna fresca,  por eso se inoculaban los brazos de los niños. De esta forma se acabó con la viruela, que era una enfermedad que estaba ocasionando la muerte de miles de niños en el mundo.

La vacuna de la viruela había sido descubierta por Edward Jenner, médico rural nacido en Inglaterra.

Camilo no llegó a zarpar en el navío “María Pita” contratado para la expedición, ya que el pequeño moría en Lugo, al pasar por la ciudad camino de A Coruña, de cuyo puerto a finales de 1803 partiría  la primera expedición sanitaria de la historia rumbo a América. La misión pasó por las Islas Canarias, por Colombia, Ecuador, Perú, Chile, México, Filipinas y China.

El 19 de enero de 2010, asistí a una reunión donde pude exponer mi propuesta de homenajear la memoria del pequeño Camilo Maldonado, uno de los llamados niños vacuníferos que iba a participar en la expedición filantrópica de Balmis, y cuya muerte en Lugo se lo impidió. Propuesta que no se supo valorar.

Este niño es un gran ejemplo de sacrificio por los demás. Gracias a él, Lugo y la historia de la medicina están íntimamente ligados. El cuerpo del pequeño Camilo Maldonado se enterró en algún sitio de Lugo después de que el resto de la expedición embarcase en A Coruña.

Los niños son la parte más débil y más desprotegida de nuestra sociedad. Espero que la memoria de Camilo no se pierda en el olvido, y se le honre como debidamente se merece.

 

Camilo Maldonado, el niño que iba a participar en la expedición de Balmis
Comentarios