Buscar

MUNDIARIO

Los cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer pueden aparecer hasta 30 años antes que los síntomas

Un estudio firmado por científicos de la Johns Hopkins University ha determinado que es posible usar imágenes del cerebro y análisis del líquido cefalorraquídeo para evaluar el riesgo del padecimiento antes de que aparezca el signo más común: el deterioro cognitivo.

Los cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer pueden aparecer hasta 30 años antes que los síntomas
Representación del alzheimer. / Twitter
Representación del alzheimer. / Twitter

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Los cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer pueden aparecer incluso 30 años antes que los síntomas. Así lo ha dejado claro un estudio firmado por científicos de la Johns Hopkins University.

La importante investigación, además, ha determinado que es posible usar imágenes del cerebro y análisis del líquido cefalorraquídeo para evaluar el riesgo del padecimiento antes de que aparezca el signo más común: el deterioro cognitivo.

Quizás también te interese:

 

El informe, publicado en la revista Frontiers in Aging Neuroscience, destaca que, para llegar a esta conclusión, los especialistas revisaron los registros médicos de 290 personas mayores de 40 años recopilados por los Institutos Nacionales de la Salud y la Escuela de Medicina de la universidad estadounidense.

En esa línea, los expertos señalan que el experimento permitió determinar que existen cambios cerebrales biológicos y anatómicos relacionados con la enfermedad que ocurren entre 3, 10 e incluso 30 años antes de que el primer síntoma reconocible del Alzheimer se manifieste.  

Los expertos agregan que el trabajo podría servir como poderosa herramienta para desarrollar una prueba que permita determinar el riesgo relativo de un individuo de padecer la afección. Y lo más importante: una guía de tratamientos. @mundiario