En la búsqueda del templo de Hércules Gaditano, un enigma para los arqueólogos

Caño de Sancti Petri y la punta del Boquerón. Pinterest.
Caño de Sancti Petri y la punta del Boquerón. / Pinterest.
Expertos de la Universidad de Sevilla en conjunto con colegas del IAPH habrían encontrado algunos esbozos del antiguo edificio a través de análisis sacados por medio de un software libre.
En la búsqueda del templo de Hércules Gaditano, un enigma para los arqueólogos

Existen maravillas del mundo antiguo que sabemos que existieron gracias a nuestros antepasados, pero algunos de ellos han logrado sobrevivir a través de los siglos para convertirse en piezas universales de lo que hizo la humanidad con anterioridad. Puede que una de esas piezas arqueológicas antiguas pueda llegar a encontrarse, se trata del templo de Hércules Gaditano, cuya ubicación es un misterio para los científicos que hasta ahora no han logrado encontrar.

Ricardo Belizón es un estudiante de doctorado de la Universidad de Sevilla que ha lanzado una interesante hipótesis sobre la ubicación del lugar siendo respaldado por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. El experto parece haber hallado trazas interesantes en el caño de Sancti Petri. Dicho lugar fue analizado por los científicos a través de mediciones del territorio con un software libre.

De comprobarse la teoría de los expertos, habrían encontrado un templo que data como mínimo del siglo IX antes de Cristo. Este lugar fue un reconocido sitio de peregrinación por el que pasaron Aníbal o Julio César. El área, que es una zona costera de la bahía de Cádiz entre Chiclana de la Frontera y San Fernando, ha sido el lugar de varios hallazgos arqueológicos y donde se cree que está el templo, pero hasta ahora no han logrado encontrarlo.

Los expertos se basaron en los vestigios científicos y en el Modelo Digital del Territorio (MDT), que fue facilitado por el Instituto Geográfico Nacional y del Instituto Oceanográfico de la Marina. El objetivo de Belizón fue reconstruir el paisaje de al menos 3000 años atrás. Tuvo en cuenta los envistes del mar y el poder de la naturaleza para conseguir sus conclusiones.

El investigador se topó con líneas en el terreno que una “costa totalmente antropizada, con un gran edificio (el templo), varios espigones, amarraderos y un puerto interior”, según detalló el experto para El País. La construcción hayada tiene unas medidas de 300 metros por 150 metros de planta y parece encajar con la descripción del edificio antiguo además que correspondería con la ubicación que siempre se creyó que tuvo. Por ahora serán necesarias más investigaciones y trabajo de campo para confirmar la hipótesis de Belizón. @mundiario

En la búsqueda del templo de Hércules Gaditano, un enigma para los arqueólogos
Comentarios