Buscar

MUNDIARIO

Bruselas exige el chequeo de todos los viajeros de fuera de la UE para detectar el coronavirus

Los Estados miembros podrán rechazar la entrada de cualquier persona de un país tercero en el que se detecten síntomas o que haya estado especialmente expuesto al riesgo de infección.
Bruselas exige el chequeo de todos los viajeros de fuera de la UE para detectar el coronavirus
Chequeo en aeropuerto. / Mundiario
Chequeo en aeropuerto. / Mundiario

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO y tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

La Comisión Europea ha acordado este lunes las directrices sobre la gestión de fronteras durante la pandemia del coronavirus. Se trata de un documento que propicia el confinamiento nacional, mediante controles fronterizos dentro de la zona Schengen, y que aboga por establecer chequeos sistemáticos a los viajeros procedentes de fuera de la UE para evitar nuevos contagios.

En ese sentido, las directrices de la Comisión señalan la necesidad de realizar “chequeos sistemáticos” en todos los cruces de la frontera exterior de la zona Schengen, lo que incluye puertos y aeropuertos. Este control podrá ser “primario”, es decir, una apreciación no especializada sobre síntomas visibles, o secundario, con participación de personal médico y con posibilidad de “entrevista en profundidad”, pruebas de laboratorio y repetición de la prueba de temperatura, explica El País. Al respecto, los Estados miembros podrán rechazar la entrada de cualquier persona de un país tercero en el que se detecten síntomas o que haya estado especialmente expuesto al riesgo de infección. Como medida alternativa, se podrá dictaminar su aislamiento en cuarentena.

La iniciativa partió del presidente francés, Emmanuel Macron, cuyo enfado por las medidas unilaterales adoptadas por varios países, entre ellos Alemania, ha llevado a convocar una cumbre europea extraordinaria para este martes (por videoconferencia) en un desesperado intento por acompasar las decisiones y dar respuesta a una crisis eminentemente transnacional. Macron, según fuentes del Elíseo, ha telefoneado este lunes a la canciller alemana, Angela Merkel, así como al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y a la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, para acordar medidas comunitarias que garanticen la seguridad de la zona Schengen y eviten el resquebrajamiento definitivo de la zona libre de fronteras. Durante la conversación, Macron ha “condenado” las medidas adoptadas unilateralmente por varios socios europeos, que ya incluyen a Alemania, Austria, Dinamarca, Polonia, República Checa o Lituania, entre otros. @mundiario