Brasil lanza su ejército a las calles para luchar contra un mosquito

Marcelo Castro, ministro de Sanidad de Brasil.
Marcelo Castro, ministro de Sanidad de Brasil.

Los numerosos casos del virus zinka han provocado que el gobierno brasileño tome medidas militares que pasan por erradicar los focos de proliferación del mosquito.

Brasil lanza su ejército a las calles para luchar contra un mosquito

‘Brasil está perdiendo la guerra contra el mosquito’, así de contundente se mostró la semana pasada Marcelo Castro, ministro de Sanidad de Brasil.  Ante los numerosos casos registrados del virus zinka, un cálculo gubernamental habla de entre 497.000 y 1.482.000 casos, Brasil ha declarado la guerra al mosquito Aedes aegypti, el transmisor de este virus, responsable, según los expertos, del aumento de casos de malformación cerebral en bebés.

La medida por la que ha optado el país es movilizar 220.000 soldados de las Fuerzas Armadas brasileñas para trabajar en la erradicación de los focos de proliferación del mosquito. El Gobierno brasileño calcula que el 80% de los focos de proliferación de este tipo de mosquito se encuentran dentro de las casas, en tiestos, botellas abandonadas con agua o neumáticos abandonados en un jardín, por ejemplo. También se van a distribuir repelentes anti-insectos a 400.000 mujeres embarazadas, que son las que más peligro padecen debido a que la malformación se produce durante el embarazo.

Brasil lanza su ejército a las calles para luchar contra un mosquito
Comentarios