Buscar

MUNDIARIO

Boris Johnson reconoce la ayuda de dos migrantes en su recuperación

El primer ministro está mucho mejor, algo que ha sido posible gracias a dos enfermeros: un portugués y una neozelandesa.
Boris Johnson reconoce la ayuda de dos migrantes en su recuperación
Boris Johnson, primer ministro. @borisjohnson.
Boris Johnson, primer ministro. @borisjohnson.

El primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, ha logrado superar lo peor de la Covid-19, tras pasar unos días internado. No podrá dirigirse inmediatamente al trabajo y tendrá que pasar unos días aislado en la residencia de verano del primer ministro.

El mismo Johnson reconoció que esto no habría sido posible sin la ayuda de dos enfermeros, un portugués y una neozelandesa, que velaron por su salud durante las noches que pasó internado.

No hace falta ni mencionar, que esto nos recuerda a lo que sucede en EE UU, que ha tenido que recapacitar su política migratoria para poder hacer frente al coronavirus. En Gran Bretaña pasa algo similar gracias al Brexit y que sea su propio primer ministro el que reconozca la ayuda de otros migrantes, es ciertamente una muestra de que cerrar las frontetras nunca debe ser la solución.

Luís Pitarma, el enfermero portugués, llegó a Reino Unido en 2014, en busca de nuevas oportunidades y un mejor sueldo. Tiene 29 años y es originario de Aveiro. A los 18 se mudó a Lisboa para estudiar enfermería y llegó a disfrutar de una beca Erasmus en Lahti, Finlandia.

El joven empezó a ejercer en Reino Unido. Primero en el hospital de Luton, donde quedó en segundo lugar en un premio a los enfermeros más prometedores y de allí pasó al hospital del servicio público, el Saint Thomas. A partir de mayo del 2016 pasó a trabajar en la unidad de cuidados intensivos del centro hospitalario londinense, donde empezó a formar parte del programa de oxigenación por membrana extracorporal (ECMO), un sistema que suministra oxígeno al corazón y los pulmones con enfermedades respiratorias.

Es normal que a Johnson lo tratara migrantes, puesto que en estos centros suelen trabajar más personas de otras nacionalidades que británicos. El Consejo de Enfermería y Obstetricia asegura que tiene registrados 1.064 sanitarios lusos. Una cifra que no aumentará mucho en los próximos meses debido al Brexit: desde que tuvo lugar el referéndum, los nuevos registros han caído hasta el 85%.

Luego de ayudar en la recuperación del primer ministro Pitarma se ha convertido en un fenómeno en las redes sociales donde ha recibido una lluvia de felicitaciones, entre ellas, del presidente luso Marcelo Rebelo de Sousa, quien lo telefoneó personalmente y luego publicó un comunicado oficial para agradecer “a todos los profesionales de salud portugueses que en Portugal y en todo el mundo prestan una ayuda decisiva al combate de la pandemia”.

Aunque polémico y fuerte con su campaña para el Brexit, Johnson al menos reconoció que sin unos migrantes, llegado a su país por el sistema que tenía la Unión Europea, quizás su recuperación no habría sido la misma: “Espero que no les importe [al resto de profesionales] que menciones a dos enfermeros en particular que estuvieron al lado de mi cama durante 48 horas cuando las cosas podían haber tomado otro rumbo. Ellos son Jeny, de Nueva Zelanda, (...) y Luís, de Portugal, de cerca de Oporto. La razón por la que mi cuerpo comenzó a tener oxígeno suficiente fue porque ellos se quedaron a vigilarme cada segundo durante la noche y porque estaban preocupados por hacer todo lo que necesitaba”. @mundiario