Boobs Nation: cuando Nikki Benz y Lisa Ann dejaron el arte de la papiroflexia

Lisa-Ann y Nikki Benz/ Brazzers
Lisa-Ann y Nikki Benz/ Brazzers

Era demasiado tarde para que los ingenieros de la papiroflexia dejaran su recinto, así que tomaron la decisión de esperar nuevas producciones fílmicas de Lisa y Nikki.

Boobs Nation: cuando Nikki Benz y Lisa Ann dejaron el arte de la papiroflexia

Cuando, aburridos de tomar el té con el sombrerero, los ingenieros de la papiroflexia abandonaron el jardín de plástico, alquilaron un pequeño apartamento en el centro de Boobs Nation con un televisor en el salón. Allí empezó todo: documentales sobre el Hollywood de los cuarenta, lecciones sobre gramática gaélica y esas películas de Nikki Benz y Lisa Ann, cuyas sombras de gueparda morían excitantes sobre colchones sinuosos y amerados de fluidos galácticos.

Las ardillas observaban en el ascensor el comportamiento taciturno de los ingenieros y cada día los ingenieros parecían más pálidos, como desnutridas hormas que vagaban por la ciudad en busca de comida para regresar al apartamento y a esa virulencia que transmitían los cuerpos asediados por el sudor y los apéndices de Lisa y Nikki.

Cuenta una leyenda indomable y cenicienta, que las ardillas encontraron una tarde los cuerpos de los ingenieros completamente extenuados, calavéricos, famélicamente desnudos bajo sus gabardinas de polyester, macerados por un rubor amarillento que los hundía en un estado de profunda miserabilidad.

Eran las ardillas, que, hambrientas de pienso en polvo, penetraban los tabiques con su virtud espectral, testigos de aquellos hombres que consintieron que los juegos tribales de Lisa y Nikki erosionaran lentamente su sistema inmunológico, todas las energías posibles que arman la vida y el ímpetu dentro de un organismo.

Boobs Nation: cuando Nikki Benz y Lisa Ann dejaron el arte de la papiroflexia
Comentarios