Los cinco beneficios inesperados de la tristeza

Joven triste. Pixabay.
Joven triste. / Pixabay.

Los estados de ánimos negativos pueden tener un beneficio psicológico en los seres humanos.

Los cinco beneficios inesperados de la tristeza

Estar triste o de mal humor, puede tener un buen reflejo en nuestro bienestar psicológico. Los sentimientos negativos pueden expresarse en el ánimo de las personas como la mejoría de la empatía, crearía nuevos vínculos, el aumento de la compasión y la sensibilidad moral. Muchos estudios han explicado que los sentimientos como la melancolía o la nostalgia pueden ayudar a que nos planteamos nuestra vida a futuro y aumentan nuestra motivación para salir adelante.

La felicidad y la tristeza son parte de la vida del ser humano. Hay que aprender a lidiar con los cambios de humor y las cosas malas porque de ellas se aprende. A continuación, explicamos cinco beneficios de la tristeza:

1. La motivación: varios experimentos han demostrado que cuándo se les pedía a participantes con estados de ánimos entre felices y tristes; eran los tristes lo que demostraban una mejor iniciativa y ganas de salir adelante. La persistencia venia motivada por sus ganas de ser reconocidas.

2. La imparcialidad: las personas tristes tienden a respetar mucho más las normas y reglas porque saben que son parte de las expectativas sociales. Además, tratan a las personas de forma menos egoísta y mucho más justa.

3. Un mejor criterio: cuando la tristeza es leve, las personas pueden ser más juiciosas con sus opiniones. Algunos experimentos han demostrado que aquellos jueces que están tristes, son más precisos y fiables en sus sentencias. Esto se debe a que procesan de una mejor forma la información. Así mismo, el mal humor reduce la incredulidad y mejora las capacidades de las personas para detectar cualquier engaño.

4. La memoria: las personas que están de mal humor, recuerdan mucho mejor los detalles que van adquiriendo en su día a día. Los experimentos psicológicos señalan que las personas pueden recordar mejor las cosas porque se concentran en puntos específicos y no se distraen con pequeñeces.

5. La comunicación: las personas que están tristes prestan una mayor atención a los que otros hablan. Además, son mejores con las palabras y son capaces de crear mejores argumentos para persuadir.

Los cinco beneficios inesperados de la tristeza
Comentarios