La belleza es un arma de doble filo que no demuestra quién eres realmente

Mujer
Mujer. / Pixabay

La sociedad se caracteriza por ser una jerarquía en la que generalmente la belleza suele influir mucho. Se entiende por belleza como aquello que agrada a la vista, es decir, cuando observamos algo y vemos características atrayentes y simétricas pensamos que es hermoso.

La belleza es un arma de doble filo que no demuestra quién eres realmente

Los psicólogos argumentan que desde muy jóvenes los seres humanos desarrollan la habilidad de diferenciar lo que es bello o no, lo que nos gusta o no; los más pequeños prefieren las cosas lindas y llamativas a algo feo, puesto que la belleza comúnmente está asociada con cosas buenas, simétricas y hasta perfectas, al contrario la fealdad se asocia con el mal, con cosas grotescas y horribles.

La psicología de la belleza

Cuando observamos a un objeto o a una persona, percibimos su forma, aspecto, movimiento y un sinfín de características para decidir si gusta o no, lo bello prevalece porque causa una sensación de armonía y está asociado con la buena salud, la falta de defectos y solemos pensar que es perfecto.

Cuando vemos a individuo hermoso, inconscientemente pensamos que lleva una vida lejos de los problemas, que goza de salud, un buen empleo, una familia perfecta, grandes amigos, así mismo, cuando es fea pensamos que es alguien triste, vulnerable, con pocos amigos y posee un mal empleo. En algunos casos se puede aplicar esta síntesis, pero no siempre, las personas que son consideradas bellas por la sociedad suelen estar bajo el ojo público esperando que todo lo que hagan sea perfecto y los mal llamados feos muchas veces suelen vivir felices sin que los estereotipos manejen sus vidas.

¿En que influye ser bello?

Si se habla de la influencia de la belleza se puede decir que ayuda bastante, debido a que estas personas suelen estar en un pedestal, ahora es cuestión de confianza e inteligencia, saber aprovechar esta ventaja, por otro lado, las personas consideradas feas tienden a ser encasilladas de una manera errónea y por lo general están en desventaja.

Otra cosa importante la cual hay que considerar es el tema cultural, el mundo está plagado de una infinidad de distintas culturas y en cada una existe una percepción distinta de la belleza, por ejemplo los asiáticos con su extrema blancura, ojos rasgados y pelo oscuro pueden considerarse como seres bellos, pero cuando ven a un inglés rubio y ojos claros, dentro de sus ideas y culturas , él puede ser un “feo”.

Pero tener un lindo rostro no lo es todo

243543643

Maniquí. / Pixabay

Cada persona tiene una percepción distinta del mundo, usualmente se prefiere la belleza por representar lo más armonioso, sin embargo, así como hay personas que se fijan únicamente en la bellezas exterior hay quienes dicen que es una cascara vacía sino goza también de una belleza interior. Esto se asocia con el factor psicológico, es decir, la inteligencia, elocuencia, gracia y personalidad.

La belleza interior juega un papel importante en el ser humano puesto que sin personalidad no se es nadie, no serías alguien que resalte del resto. Muchas veces los feos que no se dejan llevar por el “qué dirán” son quienes gozan de una confianza excepcional y una personalidad atrayente, es lo mismo que cuando vemos a una gordita en una fiesta bailando y divirtiéndose, y por otro lado en la misma fiesta observamos a una chica delgada y bella sentada solo observando a su alrededor, y esto puede ser por la falta de confianza en sí misma.

La belleza es precursora de estereotipos llegando a influenciar a todos, las personas se dejan llevar por un mismo patrón y olvidan realizar su propio análisis sobre lo que ven y perciben, hay muchas maneras de evitar los prejuicios buscando mirar más allá del aspecto físico y concentrándose en la parte íntegra de la persona.

La belleza es un arma de doble filo que no demuestra quién eres realmente
Comentarios