Buscar

MUNDIARIO

Bali lucha por limpiar el plástico de sus playas

Bali intenta salvar su industria turística y mantener en excelente condiciones sus hermosas playas. Por dicha razón, pondrá en acción varias medidas que deberán ser cumplidas.
Bali lucha por limpiar el plástico de sus playas
Bali combate el plástico para salvar sus playas. / Nyimas Lalua
Bali combate el plástico para salvar sus playas. / Nyimas Lalua

Bali intenta combatir el plástico para salvar sus playas. Dichos residuos, se acumulan en este lugar turístico por la falta de infraestructura o planes oficiales que ayudarían a tratar esta situación. Además, otros factores que también contribuyen a la plaga de botellas y bolsas en las playas son el aumento del turismo, las prácticas culturales arraigadas y la falta de concienciación sobre el ciclo de vida del plástico desde que se tira hasta que aparece en la naturaleza en forma de basura.

Durante 2015, se publicó un estudio en la revista Science de los 20 países que peor gestionan los residuos plásticos: Indonesia figuraba en segundo puesto. En 2010, el país generó 3,2 millones de toneladas de plástico y casi la mitad acabaron en el mar. Por dicha razón, Bali trata de abordar el problema del plástico y hay algunos puntos brillantes en sus iniciativas.

A finales de 2018, el gobernador balinés Wayan Koster anunció que se prohibirían las bolsas de plástico, el poliestireno y las pajitas de plástico. Además, el gobierno indonesio se ha comprometido a reducir los residuos plásticos marinos un 70 por ciento para 2050. Y el gobierno balinés está convirtiendo el mayor vertedero de la isla en un parque ecológico y central eléctrica que funcione con residuos.


Quizás también te interese:

También hay más consciencia entre la gente. Algunos balineses están empezando a actuar, entre ellos Melati e Isabel Wijsen. Estas hermanas adolescentes fundaron Bye Bye Plastic Bags hace seis años, cuando tenían 12 y 10 años. La organización se ha convertido en una de las mayores ONG medioambientales de Bali. A su vez, afirman que desde el comienzo de Bye Bye Plastic Bags muchos jóvenes han empezado a concienciarse sobre el problema de los residuos plásticos.

La reciente prohibición gubernamental de las bolsas de plástico de un solo uso se ha enfrentado a la objeción de los productores de plástico indonesios, a quienes les preocupa que la decisión arruine la industria del plástico. En esta misma línea, los productores insisten en que debe mejorarse la gestión de residuos, además de reducir el uso. La INAPLAS, la asociación indonesia del plástico, la olefina y los compuestos aromáticos, ha declarado que la prohibición obstaculizará las iniciativas para idear soluciones creativas para la gestión de residuos plásticos.

EcoBali es una empresa que ofrece dicha solución. La separación de residuos es casi inexistente en Bali. Los recolectores de basura de la isla solo recogen residuos domésticos y van directamente a los vertederos. @mundiario