Buscar

MUNDIARIO

Ante el avance de los rebrotes por coronavirus, Francia decide endurecer las medidas

Al igual que en España y Alemania, el Gobierno francés decide reafirmar la necesidad del distanciamiento social y hasta el confinamiento por la incidencia de la Covid-19 en varias zonas del país luego de que las autoridades fueran relajando las medidas adoptadas desde el inicio de la pandemia.
Ante el avance de los rebrotes por coronavirus, Francia decide endurecer las medidas
Museo del Louvre, en París. / RR SS.
Museo del Louvre, en París. / RR SS.

Por primera vez en la historia, el Gobierno de Francia ha decidido suspender la histórica feria del jamón de Bayona, que se venía celebrando de forma ininterrumpida desde 1462. Así de terrible ven las autoridades la incidencia del coronavirus en el país tras registrarse varios rebrotes luego de que se fueran relajando las medidas de distanciamiento social. 

Esta semana se reunirá nuevamente el consejo de defensa, encabezado por el presidente Emmanuel Macron, para decidir si son necesarias más medidas en el ámbito nacional porque hasta ahora, las medidas adoptadas han sido a nivel local.

“Los indicadores se degradan, confirmando una circulación más activa del virus sobre el conjunto del territorio, en particular entre los jóvenes adultos", señala en un comunicado el Ministerio de Sanidad francés. "Debemos reforzar la vigilancia, movilizarnos para respetar y hacer respetar las medidas de barrera y los gestos de sentido común en la lucha contra la epidemia”.


Quizá también te interese:

Una vacuna desarrollada por India demuestra ser eficaz y segura en humanos


 

La incidencia de la Covid-19 viene propiciada principalmente por la falta de consenso de parte de las autoridades a la hora de decretar medidas. Por ahora, el Gobierno de Macron se ha limitado a permitir que cada ciudad tome sus propias decisiones, y poco a poco cada una a decretado más medidas para evitar el avance de la pandemia. Entre las medidas está el uso obligatorio de la mascarilla, aunque no en todas las zonas, sino en aquellas más concurridas o en ciertos lugares donde hay mucha más circulación de gente, esto ha ocasionado confusión entre los ciudadanos que no se ven muy motivados a llevar protector facial. Ciudades como Carcasona, Ajaccio, Nancy, Marsella y más recientemente la prefectura de París han anunciado que el uso de la mascarilla es necesario en los lugares más concurridos.

En una semana, Francia contabilizó 9.330 nuevos positivos y 12 fallecidos adicionales, para un total de 197,921 casos y 30,324 muertes desde que inició la pandemia. En Francia no existe un consenso definitivo sobre la forma de afrontar la pandemia, algo que ha generado malestar entre los ciudadanos por la falta de preparación del país, además, se generan dudas sobre si serán capaces de aguantar una segunda ola del coronavirus en otoño. @mundiario