Buscar

MUNDIARIO

La autoridad sanitaria global llama a evitar las reuniones familiares grandes en Navidad

“La pandemia cambiará la forma en que celebremos, pero no significa que no podamos hacerlo”, subrayó el director de la OMS. Los patrones de consumo tras la reactivación de las economías y la salida del período de confinamiento mundial es el factor que podría agravar la pandemia.
La autoridad sanitaria global llama a evitar las reuniones familiares grandes en Navidad
1495702962_097135_1495705517_noticia_fotograma
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus / El País.

La dinámica social en todo el mundo se ha visto distorsionada no solo por los efectos socioeconómicos de la pandemia de covid-19, sino también por el impacto psicoemocional de esta crisis sanitaria en la humanidad. Una fecha de importancia moral y familiar en todo Occidente podría cambiar el curso de su naturaleza debido al instintivo miedo al contagio derivado del shock colectivo producido por el virus.

Y es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió este lunes que “ante la proximidad de la Navidad y otras fiestas de fin de año, se eviten las grandes reuniones familiares y los festejos en lugares concurridos, con el fin de reducir la propagación del coronavirus”.


Quizás también te interese:

La OMS anuncia que ya comienzan a bajar los casos de Covid-19 a nivel mundial


Esto implica que los patrones de conducta en muchas sociedades y familias no cambiarán del todo, pero serán influenciados por la cultura de la bioseguridad como un elemento nuevo en el comportamiento colectivo para no agravar más la salud pública mientras llegan las vacunas contra la covid-19, que han sido potencialmente probadas como eficaces por parte de las grandes compañías farmacéuticas del mundo; Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

"Es recomendable celebrar en casa, evitar reuniones con gente de fuera de ella, y si hay encuentros, preferiblemente deben ser en el exterior, con distanciamiento físico y llevando tapabocas", aconsejó en una rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, desde la sede del organismo en Ginebra (Suiza).

Por lo tanto, la bioseguridad es el paradigma que la autoridad sanitaria mundial busca instalar en la conciencia colectiva para que el accionar de la sociedad global esté determinado por esa cultura del beneficio común en aras de garantizar el estado de conservación general de la civilización.

"Todos tenemos que preguntarnos si en estas circunstancias es preciso viajar, si es realmente necesario, pues este es el momento de quedarse en casa y estar seguro", afirmó el jefe de la OMS.

Las restricciones de viajes se han convertido en la principal política exterior de los Gobiernos del mundo, cerrando puentes aéreos comerciales internacionales para evitar una propagación de los contagios en medio de la segunda ola de la pandemia en Europa y en otras regiones del planeta con sociedades muy dinámicas y agitadas.

Tedros hizo estas recomendaciones manifestando su “celebración” porque “la semana pasada se dio el primer descenso claro en casos globales diarios desde septiembre, gracias sobre todo a la bajada de casos en Europa”, pero advirtió de que “lo ganado puede perderse fácilmente y que no es momento de complacencia, especialmente ahora que se acercan las vacaciones (navideñas) en muchos países”.

Aunque actualmente existe una matriz de opinión pública mundial enfocada en el aparente estado social de júbilo porque está cerca de acabarse este año tan negativo en el plano económico, sanitario y social, el organismo encargado de controlar la pandemia insiste en que debe mantenerse el ritmo actual del funcionamiento de las poblaciones sin estimular los aglomeramientos para que así no se pierda el terreno recorrido en la supresión de las cadenas de transmisión del virus en muchos países alrededor del planeta.

“La pandemia cambiará la forma en que celebremos, pero no significa que no podamos hacerlo”, subrayó Tedros, quien dijo que “se comprende que en fiestas como las navideñas muchos desean estar con familiares y amigos pero este año hay que tener en cuenta los riesgos que corremos con nuestras decisiones”.

Entonces, esta exhortación del organismo se centra en inducir un estado de conciencia para que la crisis sanitaria no se profundice por la volatilidad de la cultura social en los países tradicionalmente festivos. 

Tedros también recomendó en estas fechas “evitar los centros comerciales si en ellos hay mucha gente, intentar ir a horas menos concurridas, y hacer uso del comercio electrónico, en una de las épocas de mayor consumismo, especialmente en Occidente”.

Claramente, los patrones de consumo y la dinámica civil cotidiana tras la reactivación de las economías y la salida del período de confinamiento mundial son los factores que podrían agravar la pandemia si no se siguen las directrices sanitarias del organismo que brega por cortar la transmisión de este impredecible virus. @mundiario