Buscar

MUNDIARIO

La autora más leída del mes de noviembre en MUNDIARIO fue Isbelia Farías

Un informe elaborado por una organización animalista británica sostiene que el pollo barato vendido en los supermercados podría generar nuevas pandemias. Esta información fue de gran interés para los lectores de MUNDIARIO.
La autora más leída del mes de noviembre en MUNDIARIO fue Isbelia Farías
Isbelia Farías.
Isbelia Farías.

El pasado mes de noviembre, la periodista Isbelia Farías, colaboradora de este medio, se convirtió en la autora más leída de MUNDIARIO con la noticia que alertaba sobre la calidad de la carne de pollo y que puede leerse aquí.

— El pollo podría ser el nuevo transmisor de enfermedades catalogadas como “catastróficas”, indicas en el artículo, pero haces una apreciación que se remarca en el estudio: hablamos de pollo barato, es decir, ese que se vende por un precio más reducido debido a que las granjas donde se crían estos animales no cumplen con unos estándares de calidad adecuados. ¿Cómo puede reconocer un consumidor de esta carne si el pollo que va a comprar es el adecuado?

— Considero que la alerta de la organización Open Cages, la cual elaboró el informe en el que se fundamenta este artículo, responde precisamente a esta inquietud, y es que, como consumidores, no siempre somos conscientes de reconocer si lo que estamos llevando a casa es lo más adecuado, por ello, la responsabilidad recaería directamente sobre los supermercados, los cuales sí saben lo que están adquiriendo para dar a sus consumidores, y a quiénes se lo están comprando.

En todo caso, en dicha investigación, los autores del informe encontraron que los pollos con más contaminación fueron los producidos por el Grupo PHW, de Alemania, los cuales sacrifican más de 4.5 millones de pollos en una semana. Luego de este grupo, los pollos más contaminados fueron los de LDC de Francia, así como los del grupo de Alimentos Plukon, de los Países Bajos.

Nosotros, los consumidores, podemos infectarnos no solo al consumir el producto, sino también al manipularlo, puesto que se trata de carne contaminada con presencia de antimicrobianos, es decir, que los antibióticos resultan inútiles para dicha infección, y es a raíz de esta preocupación que la organización animalista difunde esta alerta.

— La cepa de la gripe aviar H7N9 que se registró en el año 2013, causó más de mil contagios humanos en el mundo. Parece haberse olvidado, pero... ¿cuántos focos de gripe aviar hay actualmente detectados en el mundo?

— Hasta el pasado mes de noviembre se habían identificado más de 270 focos de influenza o gripe aviar altamente patógena (IAAP), del subtipo H5N8, en aves domésticas, más 239 focos del subtipo H5N8, en aves silvestres migratorias, y 16 focos de otros subtipos.

Según la información del Ministerio español de Agricultura, efectivamente, durante el 2020 se habían confirmado 268 de estos focos. Faltaría dar una mirada al resto del planeta.

— ¿Debemos aprender a comer mejor en cuanto a calidad del producto y variedad de lo que ponemos en nuestro plato?

— Sí, aprender a comer mejor en cuanto a calidad, así como seguir ciertas pautas que nos provee el Departamento de Agricultura, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, tales como: lavarnos las manos con frecuencia para eliminar el virus, sobre luego de manipular las aves, cocinarlas o preparar productos de aves de corral. Esto se debe hacer incluso antes de comer; cocinar bien los productos de aves de corral; evitar el consumo de pollos enfermos, o que hayan muerto, así como evitar regalarlos o venderlos a otras personas; evitar que los pollos que han muerto sean dados como alimentos a otros animales; acudir al médico de inmediato si se ha estado en contacto con aves de corral enfermas o muertas, o si se presenta fiebre.

Además, Open Cages, también nos insta a minimizar el consumo de productos de origen animal y dar prioridad a los vegetales. También nos advierte de que debemos eliminar de nuestras dietas los productos de animales de cría intensiva. @mundiario