Buscar

MUNDIARIO

El autor más leído del mes de noviembre en MUNDIARIO fue Mario Barros

El escritor humorístico y comediante, se convirtió en el más leído el pasado mes con su artículo titulado Estado de emergencia en Miami.
El autor más leído del mes de noviembre en MUNDIARIO fue Mario Barros
Mario Barros. / Cedida
Mario Barros. / Cedida

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

La autora, JUDITH MUÑOZ, es escritora y periodista. Fue coordinadora general de MUNDIARIO, donde actualmente es adjunta al Editor. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y también formó parte del equipo del periódico La Voz de Galicia y de la agencia Quattro Idcp. Es autora del libro de poesía Anhelo. @mundiario

Mario Barros (Santa Clara, Cuba, 1953) comenzó a escribir humor en 1985, al tiempo que ejercía como profesor universitario en La Habana. Sus primeros textos humorísticos aparecieron en las publicaciones cubanas Dedeté, Bohemia, Palante, Juventud Rebelde y Trabajadores, entre otras. Dirigió el grupo humorístico Lenguaviva, de destacada trayectoria nacional, desde su fundación en 1987 hasta 1995. En ese año emigró a los Estados Unidos y se estableció en Boston, Massachusetts, donde vivió hasta 2013. Barros residió además en Hong Kong y Bogotá, Colombia, ciudades donde también ejerció la docencia.

Barros es autor de un volumen de cuentos, 'El color no cae del cielo', y una novela, 'KleanKuts, Inc.', ambos libros humorísticos. En 2010 organizó el Festival Internacional de Humor BOSTOONS, con sede en Cambridge, Massachusetts. Actualmente es asiduo colaborador de MUNDIARIO , El Editor (New York) y Dinamita (South Carolina). Desde 2016 dirige The H(umor) Project, un proyecto humorístico universitario, y es coeditor y escritor de la revista satírica DosBufones.com. Barros reside en Doral, Florida, y es Profesor Adjunto de Miami Dade College y Albizu University, ambas instituciones universitarias en el área de Miami.

— ¿Cómo se vive en EE UU los creciente discursos sobre cambio climático y crisis climática teniendo, además, la figura del presidente Trump que no comparte esta visión alarmista?

— Ante todo, un saludo para los lectores de MUNDIARIO y muy agradecido a todos los que nos siguen, a mi amigo Obdulio y a mí, en Chapoteando desde Miami.

Ahora, respondiendo a tu pregunta, no creo que revelo ningún secreto si afirmo que los Estados Unidos es un país dividido políticamente y que el tema del cambio climático es parte de esa división. Hay un nutrido grupo de personas que estamos atentos al peligro que corremos como especie si no hacemos algo, y muy rápido, para tratar de contener el incremento de la temperatura del planeta, un calentamiento no muy erótico que digamos. Pero hay otro conjunto de individuos, no menos nutrido, que, o bien se resiste a aceptar las evidencias científicas, o prefiere ignorarlas. Muchas de esas personas tienen que trabajar duro para subsistir y no les queda tiempo para discernir que la cosa se está poniendo fea a nivel planetario. No creo que sea coincidencia que en ese contingente milita la mayoría de los seguidores de nuestro egregio presidente. 'El Trump' les hace creer que el tal calentamiento no es más que un cuento chino, inventado por los hijos de la Gran Patria de Mao para destruir a la Gran Patria de Lincoln. Y los fans del Hombre Naranja se tragan la píldora sin apenas masticarla. Al menos el Obdu y yo lo vemos así.

— En el invierno de 2012 se registró en el estado de Florida las temperaturas más bajas desde 1970. En el aeropuerto de Miami se llegaron a registrar tan solo 1,6 grados. Con un clima promedio que oscila entre los 17 a los 32 grados Celsius, ¿resulta preocupante entre la población estas temperaturas tan bajas?

— Creo que sabes más que yo sobre el clima de Miami. He escuchado que en algún momento del siglo pasado la temperatura bajó tanto que llegó a nevar en Hialeah. Pero eso ocurrió sólo una vez. En realidad, aquí en Miami hace calor la mayor parte del año, lo que explica que, cuando la brisa se torna un poco más fresca que de costumbre, los habitantes de la Capital del Sol asumen el fenómeno con una seriedad total. Hay que verlos entonces con sus abrigos de pieles, gorros, bufandas y hasta botas de nieve apenas el termómetro baja a 14 o 15 grados Celsius. Yo, que viví largos años en Massachusetts, disfruto muchísimo el folclórico panorama. Y pienso que Obdulio también, aunque a veces se comporte como un miamense más. Parece que se le ha olvidado toda la nieve que tuvo que palear en Boston.

— En MUNDIARIO mantienes la sección de Humor de DosBufones.com. ¿En qué consiste este proyecto?

— DosBufones.com es un semanario de humor internacional en dos idiomas, español e inglés. Vio la luz por primera vez el 1 de agosto de este año, de modo que es muy joven. Mi colega Wilfredo Torres y yo somos los editores. Modestia aparte, la revista está teniendo gran aceptación de la crítica y el público. Wilfredo es un diseñador gráfico de alto calibre y tenemos un equipo de colaboradores de primera línea. Nuestro objetivo es divulgar lo mejor del humor artístico internacional; o sea, dar a conocer trabajos de humor gráfico, fotográfico, fílmico y literario que no necesariamente llamen a la carcajada, si no que más bien inviten a la sonrisa y la reflexión.

La dirección de MUNDIARIO nos ha abierto un importante espacio en el periódico, lo que agradecemos muchísimo, porque así les ofrecemos la oportunidad a los lectores de apreciar humor del bueno, agudo e inteligente. Al menos es lo que dice Obdulio. Por último, quiero invitar a los lectores de MUNDIARIO a que nos visiten en DosBufones.com y en la sección de Humor del periódico. El Obdu y yo les aseguramos que no les pesará. @opinionadas