Buscar

MUNDIARIO

El autor más leído del mes de mayo en MUNDIARIO fue José Luis Gómez

"En mayo hemos alcanzado el millón de páginas vistas, que en el sector de prensa digital marca un antes y un después ante los lectores y los anunciantes", dice.

El autor más leído del mes de mayo en MUNDIARIO fue José Luis Gómez
José Luis Gómez. / Mundiario
José Luis Gómez. / Mundiario

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

La autora, JUDITH MUÑOZ, es escritora y periodista. Fue coordinadora general de MUNDIARIO, donde actualmente es adjunta al Editor. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y también formó parte del equipo del periódico La Voz de Galicia y de la agencia Quattro Idcp. Es autora del libro de poesía Anhelo. @mundiario

Soy cliente de Movistar pero, en confianza, a usted no se lo aconsejo fue el audaz titular del artículo escrito por el autor más leído en MUNDIARIO durante el mes de mayo de 2019. En realidad, fue una carta abierta del periodista José Luis Gómez, fundador y editor de este periódico, a los 542.324 usuarios de MUNDIARIO en los últimos 30 días anteriores a su artículo, según datos certificados por Google Analytics. "En mayo hemos alcanzado el millón de páginas vistas, que en el sector de prensa digital suele marcar un antes y un después ante los lectores y los anunciantes", dice ahora el autor, que apela a todas estas cifras con la intención de "hacerle ver a Movistar" que "no puede dejar sin línea de internet –y sin previo aviso– a un medio de comunicación", ya que si lo hace está perjudicando "a cientos de miles de personas, y no solo a una empresa".

— En el propio artículo podría estar el remedio: si Movistar no funciona bien, podemos cambiar de proveedor. ¿O no?

— En nuestra carta abierta a los lectores de MUNDIARIO ya se indica que la operadora de telecomunicaciones Movistar es una empresa muy grande, tan grande que se ha convertido en una inmensa máquina de incomunicación en un doble sentido: 1) puede incomunicarte –sin previo aviso, sin compensarte, ...– y 2) se (in) comunica contigo de manera robotizada, con un lenguaje lleno de eufemismos, tan cansino como –lo que es peor– ineficaz. Pero si cambiásemos de proveedor la cosa podría ser aún peor...

— ¿Qué cabe esperar entonces de Movistar y, por extensión, de Telefónica?

— Que sean profesionales y cumplan con sus obligaciones como proveedores de telefonía fija, móvil, internet y televisión, que son los servicios que MUNDIARIO tiene contratados. También, que sus disculpas no solo se reduzcan a las de sus eficaces telefonistas, cuyos protocolos se nota que están pensados 'a granel'. Y, por supuesto, que, en contra de sus –malas– prácticas habituales, ofrezcan compensaciones proporcionales a los daños causados, lejos de negarlas mediante cartas igualmente escritas 'a granel'. El trato de Telefónica con los medios, a los que asigna su publicidad no siempre con criterios objetivos, sino más bien políticos, es el propio de quien mira desde un pedestal, algo que ha aprendido muy rápido el estirado de José María Álvarez-Pallete, presidente de la cosa. Por fortuna, en MUNDIARIO podemos hablar en estos y en otros términos que están de camino porque no dependemos de Telefónica.

— ¿Influye en la línea editorial de ciertos medios el hecho de que entre sus accionistas haya bancos, fondos y multinacionales como Telefónica, la propietaria de Movistar?

– El consejero delegado de Prisa, Manuel Mirat, que convive en el accionariado de la empresa editora de El País con ese tipo de socios, sostiene que todos los accionistas, sean quienes sean, quieren unos medios de calidad y donde se trabaje de forma profesional. También comenta que su papel fundamental como editor del grupo Prisa es defender la independencia de los periodistas de su casa, al tiempo que garantiza que se cumplen los estándares de calidad y profesionalidad. Es de agradecer su apuesta por favorecer el trabajo de los periodistas con libertad, credibilidad y sin ninguna intromisión, porque, como él mismo dice, al final, la independencia es lo que va a permitir a los medios hacer mejores productos y tener futuro. Pero no sé si tan buenas intenciones son compartidas a la hora de la verdad por empresas como Telefónica, que llevan años y años siendo utilizadas como armas políticas dentro de los medios. Y no solo en Prisa, sino también en otros grupos, empezando por Antena 3 en los tiempos de Villalonga. Ese tipo de compañías no solo intervienen en el sector con asignaciones de publicidad que no siempre obedecen a la lógica del mercado, sino que –ya puestos– se atreven a entrar en los consejos de administración de los medios y a condicionar líneas editoriales, a veces puestas al servicio de terceros.

— ¿Tiene futuro el periodismo en estas condiciones y bajo tanto control financiero y político?

— Tal vez más que nunca. En un entorno donde los medios de comunicación convivimos con las fake news e informaciones interesadas, el papel de la prensa independiente y de calidad terminará abriéndose paso. Modestamente, MUNDIARIO es ya una marca respetada, que basa su modelo en el pluralismo ideológico, el análisis de las cosas y la libertad. No somos un medio mayoritario pero tampoco somos ya tan pequeños: en el último mes hemos alcanzado el millón de páginas vistas, que en el sector de prensa digital suele marcar un antes y un después ante los lectores y los anunciantes. Desde 2013, aquí escriben –en libertad– medio millar de autores de 25 países, cada mes nos leen más de medio millón de personas y estamos convencidos de que lo mejor está por llegar. A pesar de Telefónica y de otras telefónicas que distorsionan ciertas cosas, a sabiendas de lo que hacen... @mundiario