Buscar

MUNDIARIO

El autor más leído del mes de abril en MUNDIARIO fue Carlos Raya

El autor, portavoz nacional de la Izquierda Socialista de Galicia, se convirtió en lo más leído del pasado mes con su artículo ‘Cayetana, azote de España’.

El autor más leído del mes de abril en MUNDIARIO fue Carlos Raya
Carlos Raya. / Cedida
Carlos Raya. / Cedida

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

La autora, JUDITH MUÑOZ, es escritora y periodista. Fue coordinadora general de MUNDIARIO, donde actualmente es adjunta al Editor. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y también formó parte del equipo del periódico La Voz de Galicia y de la agencia Quattro Idcp. Es autora del libro de poesía Anhelo. @mundiario

Carlos Raya es un andaluz afincado en Galicia desde hace más de cuarenta años. Es portavoz nacional de Izquierda Socialista de Galicia, Secretario de la Militancia de la Agrupación Socialista de A Coruña y miembro del Comité Nacional del PSdeG. Sus pasiones políticas quedan reflejadas en el contundente artículo que le hizo ser el autor más leído del pasado mes: Cayetana, azote de España. Su otra pasión es el estudio de la sociedad y la política, aunque tiene dos focos de estudio principales: por un lado los efectos sociales de la propiedad intelectual y por otro la mal llamada, según Raya, Revolución Industrial 4.0 y el poder de las tecnológicas. El autor declara que "ambos focos están íntimamente relacionados dentro del capitalismo cognitivo y el tecnofascismo".

Tuve el placer de hacerle unas breves preguntas al hilo de su éxito.

— ¿Qué les dirías a todos aquellos que opinan que Cayetana Álvarez de Toledo ha hecho una campaña magnífica y que si no fuese por ella el PP, en estas últimas elecciones, no tendría si quiera representación en Cataluña?

No creo que mi opinión le importe un comino a los que votan al PP en Cataluña gracias a Cayetana. Pero posiblemente tengan razón y lo más radical entre los votantes catalanes del PP se haya quedado sin migrar a Vox encantados con su agresividad y radicalidad. Álvarez de Toledo está equivocada de partido, por esta misma razón no comulga con la nueva doctrina de Casado. Eso de girar al centro no va con ella. Más bien le gustaría que Casado levantara el brazo y cantara el Cara al Sol. Pero todo esto dista de que podamos reconocer la campaña de Cayetana como magnífica. Al fin se pelean por los restos del naufragio, de la derrota. ¿Qué hay de magnífico en esto?

— En tu artículo opinas que el escrache a Cayetana Álvarez en la Universidad Autónoma de Barcelona fue una "salida de madre" de ella misma. ¿Estás en contra de la libertad de expresión y la pluralidad política?

No me gusta ese término, escrache, es innecesario. La lengua castellana es muy rica para expresar un cabreo colectivo, mucho menos para describir la protesta de los alumnos de la Universidad Autónoma de Barcelona. El escrache connota un acoso activo, un buscar al objeto de la protesta. En este caso fue Cayetana la que fue, previa provocación, a meterse en el Campus. Los universitarios expresaron su malestar y se excedieron, no hay duda, la culpa no es solo de Cayetana, pero su reacción tampoco fue muy sensata. No supo responder con templanza a los estudiantes como se espera de un líder político, sino con aún mayor agresividad. Peor fue ese quitarse la careta de alguno de sus seguidores haciendo el saludo nazi. Eso en un campus es una ofensa imperdonable, porque el fascismo es el enemigo del conocimiento libre y de la inteligencia, principios fundamentales de la Universidad. Miguel de Unamuno pasó por un episodio similar en aquella ocasión en que, ya mayor y debilitado por los años, se enfrentó heroicamente a Millán-Astray y cientos de falangistas con el que considero el más elevado discurso de toda la historia de España. En cuanto a la pregunta, en fin, la mejor forma de contestarla es recordándole que tiene usted la libertad de pensar lo que quiera.

— De su texto se desprende una honda molestia hacia las mujeres insolentes e impertinentes como Álvarez de Toledo. A su juicio, ¿cómo debería ser una mujer que se dedica a la politica?

Yo no me refiero en ningún momento a Cayetana como mujer, con lo cual no puedo contestar su pregunta. Ahora bien, si usted me inquiere cómo deben de comportarse a mí criterio los políticos, le diría que con respeto, moderación, educación y ejemplaridad. Yo creo que eso es lo que esperamos todos. La política sin respeto es la antesala del conflicto. ¿Alguien en España quiere un conflicto?