Buscar

MUNDIARIO

El autor argentino Jorge Fernández Díaz presenta "La Herida" en Sevilla

El autor argentino presentó en Sevilla su última obra "La Herida", una novela policíaca que exhibe calidad literaria, garra, y una sobrecogedora realidad.

El autor argentino Jorge Fernández Díaz presenta "La Herida" en Sevilla
Vigorra y Fernández.
Vigorra y Fernández.

María Fidalgo Casares

Doctora en Historia.

Pese a ser uno de autores más reputados de Hispanoamérica  y su novela “La Herida”, editada por Planeta, una de las más parangonadas del momento, el escritor y periodista argentino Jorge Fernández Díaz no eligió en Sevilla una sala de renombre para su presentación, sino la Biblioteca pública Infanta Elena.

La Consejería de Cultura lo organizó a través del Centro Andaluz de las Letras (CAL), dentro de la programación del ciclo 'Letras capitales' en Sevilla... 'Letras capitales' es un programa literario que el Centro Andaluz de las Letras organiza en Sevilla desde el año 2009 y que busca acercar la creación más actual a los lectores.

Un presentador de excepción, Jesús Vigorra, uno de los tótems culturales de Sevilla y entre el público, como un asistente más Arturo Pérez-Reverte. Curiosamente tanto Vigorra como Pérez Reverte, adoptaron un papel mucho menos relevante que en otras ocasiones y dejaron todo al peso al escritor que fue enlazando titulares y análisis certeros que deslumbraron a los presentes

Fue un acto sin más pretensión que compartir un rato con amantes de la Literatura, pero de enorme altura intelectual. La media centena de asistentes tuvieron el privilegio de asistir a una disertación que, a propósito del fascinante argumento de la novela, fue basculando entre las interesantes experiencias personales del autor (Buenos Aires, 1960), una reflexión sobre el ya casi obsoleto clásico oficio del periodismo, y sus ramificaciones con la realidad. Desde la figura del Papa Francisco a la expresidenta Kirchner, las mafias gubernamentales a un brillante análisis de la novela negra en clave antropológica.

"La Herida” y Claves freudianas

Mezcla de thriller político y novela negra, "La Herida” es una gran novela policial cruzada por cuatro misteriosas historias de amor. Para el autor es consecuencia de su trayectoria como cronista de sucesos y cronista sentimental. Fernández Díaz afirmó que en la forja del ser humano una herida es crucial. “Todos los hombres tienen una herida en la infancia o adolescencia, tal vez no reconocida o no excesivamente grave, pero que nos sigue en la vida de forma fantasmal".

Una novela cuya tensión y dureza fue comparada por Cerdán en Zenda como "un puñetazo en las costillas” y de la que Vigorra afirmó, tras leer uno de los párrafos, que “al leer las páginas cortan como una cuchilla de afeitar“, donde no se aprecian poses de cara a la galería, sino que todo destila una verosimilitud que sobrecoge. Pérez Reverte definió "La Herida" como “Brillante y demoledora. una pieza con altísima calidad literaria, hondura psicológica y acción fascinante”,

Como argentino, en clave psicoanalítica "Buenos Aires es la capital mundial de Freud", Fernández imbricó a sus padres en su relato vital. La epopeya humana de su madre asturiana con un pasado demoledor (Vigorra recordó que Juan Cruz reconocía su libro "Mamá" como uno de las grandes libros argentinos) y un padre del que se distanció por haber elegido la bohemia profesión de escritor, y con el que acabó reconciliándose gracias a su éxito en una novela de entregas.

Remil el protagonista, excombatiente de Malvinas, es un agente de inteligencia, un espía y un héroe del siglo XXI en la que la lucha no de buenos y malos, sino de malos y peores. Un personaje con ciertas similitudes con el Falcó de Pérez Reverte, violento y oscuro... Pero ¿Por qué cae bien Ramil? El escritor confesó que trabajaba mucho para eso y que pensaba que era porque era “el mejor entre los peores” y “el canalla que todos llevamos dentro”.

Por ello, su protagonista es “primo” de Falcó, tienen reglas y un orgullo. No son buenos, pero son los malos con los malos y tienen en común el oficio como identidad y un código de conducta. 

Las mafias gubernamentales denunciadas en la Literatura

Jorge Fernández fue contundente: el mayor problema mundial es no conseguir romper la desigualdad -aunque consideró que España había llegado al máximo en la historia de las civilizaciones de reducción de la pobreza-. Y que ningún país se libraba de la corrupción inherente a los partidos políticos. Financiación ilegal, enriquecimientos dudosos, un fenómeno universal que cual herpes que parece curado, reaparece.

"La corrupción del dinero no es privativa de capitalismo, también está en Sendero Luminoso y el narcotráfico", dijo... Desde la mafia del fútbol, al donde los antiguos secuestradores de la dictadura militar, ya mano de obra desocupada, practican el secuestro extorsivo. En su calidad de periodista, confesó tener acceso directo al entramado mafioso de la trastienda del poder que hizo extensivo a todos los gobiernos y países y que sólo se puede contar a través de la Literatura

En Argentina, en la era Kirchner, “antología de las desgracias”, existía “el relato”, creado por el poder y la fuerza del Estado. También tuvo palabras para la relación de los políticos con lo que llamó “la épica de la cultura”, expertos en teatralidad política  -algo que Vigorra extrapoló a nuestro propio país-.

Fernández consideró que otra de las piezas del panorama era conseguir un lobby intelectual que les aplauda cual escudos humanos que firman cuando se les necesita. "Trump es un King Kong de la teatralidad y el neopopulismo es transversal entre los partidos".

1presentacionjfd

Fernández  y P, Reverte en su presentación madrileña.

 

El Papa Francisco

“Tal vez él soñaba con ser Perón” desconcertó con sus palabras. Y es que en relación al pontífice, en Europa desconocemos su gran injerencia en la política argentina, según Fernández, muy intensa. "Cuando se le ataca considera que su labor es meramente pastoral y no es así". Alabó también la gran labor social del Papa Francisco que ha creado una red de curas villeros que trabajan en barrios amenazados por los narcos, y en ese ambiente, crea la monja de su novela, a imagen y semejanza de estos sacerdotes comprometidos

La novela negra hoy

Con relación al género de la novela negra, para el argentino, la historia de la novela policíaca es riquísima en autores fascinantes y Borges la situó “en el centro del canon”.Considera que en la actualidad el género está lleno de clichés y lugares comunes, pero “yo no me inspiró en Netflix, sino en el Hollywood de los 40.”

En relación a por qué sigue gustando tanto la novela policíaca dio una explicación en clave antropológica “Nosotros fuimos cazadores, el genoma humano lleva intrínseco la idea de la caza. El detective es un cazador qué busca su presa y se enfrenta con el depredador y descubre la jungla del asfalto. Algo perturbador, atávico, un instinto básico".

Terminó recordando su intensa amistad con Pérez Reverte, con el que comparte la ilusión por seguir escribiendo todas las novelas que puedan escribir "hasta que la muerte se lo impida". 

Acompañados de Bogart en Casablanca, el Clint Eastwood de Sin Perdón y con alusiones a Borges, Conrad, Wells y Jonh Ford, fue una magnífica jornada en la que el público pudo disfrutar de la cercanía de un grande, un autor que demostró que "La Literatura es una cacería sin reglas". @mundiario

La herida en la Biblioteca infanta Elena