Buscar

MUNDIARIO

Dos autopsias determinan que el caso de George Floyd fue un homicidio

Dos investigaciones forenses, una de ellas independiente, terminan por afianzar lo que la sociedad estadounidense ya sabía y por lo que pedían justicia, sin embargo, difieren de las cuasas.
Dos autopsias determinan que el caso de George Floyd fue un homicidio
George Floyd. / RR SS.
George Floyd. / RR SS.

La familia de George Floyd ordenó una investigación independiente para determinar la causa de su muerte y la conclusión final apunta lo siguiente: “un homicidio causado por asfixia debido a compresión de cuello y espalda”. 

Lo que viene confirmando la conclusión arrojada por el primer informe de la autopsia oficial del forense del condado de Hennepin, que detalla que Floyd murió “por un paro cardiopulmonar complicado por la fuerte contención y compresión del cuello”. Sin embargo, difiere de la anterior en cuanto a las causa al detallar que Floyd sufría de una enfermedad cardiaca y había tomado mentanfetaminas poco antes de su muerte.

El policía Dereck Chauvin, ahora detenido, estuvo presionando su rodilla sobre la garganta de Floyd por casi nueve minutos. En los últimos tres minutos y medio, el detenido estuvo inconsciente.

“No sólo fue la rodilla en el cuello de George la causa de la muerte, sino que también lo fue el peso de los otros dos policías en su ­espalda, lo que impidió el flujo de sangre hacia su cerebro y el flujo de aire”, afirmó el abogado se la familia.

El análisis independiente fue realizado por la doctora Allecia Wilson de la Universidad de Michigan y el doctor Michael Baden, antiguo forense jefe en la ciudad de Nueva York. La familia ha pedido el arresto de los otros tres policías involucrados en el caso. Estas nuevas pruebas podrían ayudar con el agravamiento del delito. @mundiario