Australia podría eliminar el secreto de confesión por casos de abusos sexuales

George Pell, cardenal y número Tres del Vaticano, implicado en los casos de abusos sexuales.. RR SS.
George Pell, cardenal y número Tres del Vaticano, implicado en los casos de abusos sexuales. / RR SS.

Gracias a los múltiples casos de curas pederastas, el mundo se ha conmocionado y en el país más grande del continente oceánico, podría eliminar el secreto de confesión e imponer fuertes sanciones penales en contra de aquellos que no denuncien los abusos.

Australia podría eliminar el secreto de confesión por casos de abusos sexuales

Recientemente la comisión de Australia que está investigando los casos de abusos sexuales de menores en instituciones religiosas, ha recomendado que dentro de las fronteras del país se reforme el sistema penal, en donde especifica un cambio de ley para casos de abuso sexual que fueron revelados durante una confesión con un religioso. La propuesta denominada Justicia Criminal expresa que se impongan fuertes sanciones contra aquellos que no revelen los casos de abusos sexuales, incluso, si el crimen fue revelado durante una confesión.

La propuesta podría convertirse en una realidad para Australia, puesto que la Comisión Real, órgano que lleva el caso, es el más importante en materia de investigación que tiene el Gobierno australiano. Las investigaciones empezaron en el año 2012 y hasta ahora, han revelado que el 7% de los curas católicos que estuvieron en servicio entre los años 1950 y 2010, fueron acusados de abusos sexuales.

"La Comisión Real ha oído de casos en ambientes religiosos en los que los agresores que hicieron una confesión religiosa sobre el abuso sexual de niños continuaron con sus ofensas y buscaron perdón", expresa parte del informe. La finalidad de dicho documento, es no proteger de ninguna forma a las personas que cubrieron crímenes, que destruyeron o afectaron tantas vidas jóvenes.

Entre los años 1980 y 2015, la Iglesia Católica recibió alrededor de 4.500 quejas sobre abusos sexuales de parte de sacerdotes que según las estimaciones del informe, serían alrededor de 1.880 religiosos los implicados. Los crímenes han sido vapuleados por la sociedad y la Iglesia ha sido criticada por la forma en que han tratado los casos, dichas reacciones obligaron a que varios arzobispos australianos dieran la cara y aceptaron que no trataron correctamente el escándalo, tachándolos de "negligencia criminal".

Pero la decisión de la Comisión Real no solo se basa en lo que ha sucedido en la Iglesia Católica, también tiene mucho que ver con casos de abuso sexual dentro de la Iglesia Anglicana. El informe expresa que alrededor de 1.100 casos se han reportado en la segunda desde hace unos 35 años.

"Los casos de abusos sexuales son generalmente 'palabra contra palabra' y carecen de testigos o evidencias científicas o médicas. Los demandantes generalmente tardan años o décadas en denunciar el abuso", expresa el informe que busca evitar precisamente eso, quitándoles todo tipo de privilegios a los religiosos.

Las denuncias de abusos sexuales entre los años 2012 y 2015, quedaron en nada, dejando absueltos a los sospechosos y con muchas víctimas deprimidas. Gran parte se debe al silencio y el secretismo que ha rodeado a la Iglesia durante siglos y que poco a poco, se ha ido desquebrajando.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.

 

Australia podría eliminar el secreto de confesión por casos de abusos sexuales
Comentarios