Aún hoy se sigue cosificando el cuerpo de la mujer para conseguir objetivos

Integrante de Femen detenida.
Integrante de Femen detenida.

Hay quien se desnuda por una copa y quien lo hace por una reivindicación. Según este autor, en ambos casos se comete un gran error al instrumentalizar el cuerpo de la mujer.

Aún hoy se sigue cosificando el cuerpo de la mujer para conseguir objetivos

Hay quien se desnuda por una copa y quien lo hace por una reivindicación. Según este autor, en ambos casos se comete un gran error al instrumentalizar el cuerpo de la mujer.

Esta semana hemos podido ver dos noticias sin conexión alguna entre ellas, pero curiosas si se analizan juntas. En la macrodiscoteca Fabrik de Humanes (Madrid) se realizó una fiesta universitaria en la que hubo concursos de estriptis aficionados. Las chicas participantes se desnudaban compitiendo por ¡una botella de cava o entradas para otros eventos en la discoteca! Ante las protestas del Instituto de la Mujer, la respuesta de la sala fue que nadie obliga a las chicas a desnudarse y que también hay concursos de chicos. Argumentos pueriles. Como si la indignidad de la mujer pudiera cubrirse con la indignidad del hombre... Pensaba que la dignidad era por el hecho de ser persona, no por ser hombre o mujer. ¡Qué equivocado estaba! Todo esto no hace más que demostrar la falta de valores —y de educación— de nuestros jóvenes. ¡Qué equivocados están!

La otra noticia es la detención el jueves de una activista de Femen por increpar al ministro Fernández Díaz. En todos los medios ha aparecido la imagen de la mujer desnuda en el momento de su detención. Un policía la retenía colocando su rodilla sobre la cabeza de la chica. Estoy convencido de que la mayoría de las personas que han visto la imagen no saben porqué estaba protestando esta chica. Se ha debatido de todo, incluso sobre la violencia policial, pero ni una palabra sobre su protesta. Únicamente ha aparecido en los medios por ir desnuda. Su reivindicación ha sido un fracaso. Un gran error.

Parece que vivimos en el siglo pasado. En una sociedad donde lo más sencillo es ver una mujer desnuda, ¿se protesta desnudándose? ¿Cómo es posible que nos escandalicemos por la cosificación del cuerpo al emplearlo para conseguir copas gratis, pero nos parezca correcto usar ese mismo desnudo para ganar notoriedad en una protesta, aunque nadie sepa cuál es esa protesta? No me imagino a las sufragistas desnudas para conseguir el voto femenino. Los logros no se consiguen desnudándose utilizando el cuerpo como un mero objeto. Así solo se consigue aparecer en los medios, pero por una razón errónea.

Piensen. Sean buenos.

> La canción-regalo de hoy. Ante tanto error, la canción no podía ser otra que la recomendada por @BeatrizBagatela: Wrong. No es ni de lejos un grupo que admire, pero esta letra me gustó: Usé el método equivocado con la técnica equivocada. Con todos ustedes: Depeche Mode. https://www.youtube.com/watch?v=HxLM9ylxpdo

 

Aún hoy se sigue cosificando el cuerpo de la mujer para conseguir objetivos
Comentarios