Aumentan los progenitores que consideran la obesidad infantil algo normal

Según conclusiones  del estudio,  uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad.
Según conclusiones del estudio, uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad.

Actualmente se estima que uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad, lo que hace que aumente su riesgo de desarrollar diferentes enfermedades a medida que crecen.

Aumentan los progenitores que consideran la obesidad infantil algo normal

Un estudio de la Universidad de Georgia (EEUU) ha determinado que ha descendido el número de padres que detectan correctamente el sobrepeso de sus hijos. Según los autores de esta investigación, el problema es que lo ven como algo normal y no ponen medidas para evitarlo.

El estudio, coordinado por Jian Zhang y su equipo del Jiann-Ping Hsu College of Public Health de Georgia, se basó en el análisis de la altura y el peso de 2.871 niños de entre 6 y 11 años participantes en el la investigación 'National Health and Nutrition Examination Survey', realizado entre 1988 y 1994, y de otros 3.202 niños de la misma edad entre 2005 a 2010.

Durante este análisis, que ha sido publicado en 'Pediatrics', los científicos preguntaron a los padres de los menores si creían que su hijo tenía sobrepeso, estaba en el peso ideal o, por el contrario, tenía menos kilos de lo que debería para su edad. En el primer estudio, el realizado entre 1988 y 1994, el 78 por ciento de los padres de un niño con sobrepeso y el 61 por ciento de los padres de chicas con sobrepeso creía que su hijo tenía "el peso correcto", una cifra que aumentó hasta el 83 y el 78 por ciento respectivamente entre 2005 y 2010.

En los casos más graves, en los que los menores podían considerarse obesos, observaron que hasta uno de cada cuatro padres (el 26 por ciento) aseguraba que estaban en el peso correcto en 1988, frente al 37 por ciento que tenía esta percepción errónea de sus hijos en 2010.

También en las respuestas de los niños

Esta percepción también se presentaba en las respuestas de los niños que participaron en el estudio. Según los científicos, muchos menores aseguraban estar sobre el peso correcto aunque tuvieran sobrepeso o fueran obesos, lo que hacía que tuvieran menos probabilidades de perder kilos más adelante.

"Esta tendencia creciente de subestimar el peso es alarmante", ha asegurado Zhang a Reuters Health, fiel defensor de que la percepción de los padres es clave “a la hora de fomentar hábitos de vida saludables en el hogar".

Otros estudios han demostrado que a los adultos con sobrepeso les cuesta cada vez más darse cuenta de esta situación, pero en el caso de los niños supone un riesgo adicional, y según este experto puede estar relacionado con una mayor incidencia del sobrepeso que lleva a su normalización. "Muchos padres no quieren admitirlo ante una posible estigmatización", ha señalado el coordinador de la investigación.

Actualmente se estima que uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad, lo que hace que aumente su riesgo de desarrollar diferentes enfermedades a medida que crecen, entre ellas la diabetes, patologías cardiovasculares, artrosis o cáncer. Y el primer paso para combatirlo, aseguran los autores de este trabajo, es que los padres sean conscientes de que unos kilos de más pueden ser un problema para sus hijos.


 

Aumentan los progenitores que consideran la obesidad infantil algo normal
Comentarios