Buscar

MUNDIARIO

Un asteroide pasará muy pronto cerca de la Tierra

El próximo 19 de abril pasará un asteroide relativamente cerca de nuestro planeta, según la NASA.

Un asteroide pasará muy pronto cerca de la Tierra
Asteroide 2014 JO25. / NASA.
Asteroide 2014 JO25. / NASA.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El asteroide, llamado 2014 JO25, pasará muy cerca de la Tierra el próximo 19 de abril. Fue descubierto en 2014 y desde entonces ha sido vigilado por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. De igual forma, mide unos 650 metros y atravesará el firmamento a una distancia segura de la Tierrra, a 1,8 millones de kilómetros, que pueden ser traducidos a 4,6 veces la distancia de la Tierra a la Luna.

La superficie es el doble de reflectante que la superficie que tiene la Luna; y la NASA cree que podría brillar a una magnitud de 11, por lo que será posible verlo por una o dos noches, con ayuda de pequeños telescopios ópticos.

"Actualmente poco se sabe sobre las propiedades físicas del objeto, pero su trayectoria se conoce bien", aclara el comunicado de la NASA. Cada semana, pasan varias veces asteroides a una distancia más o menos cercana a la Tierra. Pero el 2014 JO25, es el más grande en pasar relativamente cerca desde que pasó el asteroide Toutatis en el 2004 y que tenía cinco kilómetros de diámetro.

Según las estimaciones de la NASA, el próximo asteroide que pase cerca de la Tierra y tenga una magnitud similar, será en el año 2027, cuando el asteroide llamado 1999 AN10, que tiene 800 metros de ancho, atravesará a unos 380.000 kilómetros, las cercanías de la Tierra.

Por otra parte, no solo pasará un asteroide cerca de la Tierra el próximo 19 de abril, sino que el cometa C/2015 ER61, realizará su acercamiento a nuestro planeta. Fue descubierto en marzo del 2015 por el telescopio Pan-STARRS y las estimaciones de la NASA, lo sitúan a 175 millones de kilómetros de nuestro planeta, siendo una distancia muy segura. “El cometa se ha iluminado considerablemente debido a una reciente explosión y actualmente se puede ver en el firmamento con prismáticos o con un pequeño telescopio", reseña el comunicado de la Jet Propulsion Laboratory.