Buscar

MUNDIARIO

Así es cómo los hackers logran entrar en tu cuenta de Gmail

Google y la Universidad de California en Berkeley, realizaron un estudio para saber cómo es que los ladrones digitales se hacían con información tan valiosa, y descubrieron que las cosas no han cambiado mucho desde el año 2000.

Así es cómo los hackers logran entrar en tu cuenta de Gmail
Hacker. RR SS.
Hacker. / RR SS.

En los últimos años hemos visto cómo la tecnología se expande por el mundo gracias al Internet, convirtiéndose en un arma de doble filo, porque si bien con ella nuestras capacidades son mucho mejores, también son una ventana en donde –sin darnos cuenta- exponemos muchas cosas personales.

Las redes sociales, los correos o los sitios a los que nos afiliamos requieren o piden que demos información personal para poder entrar dentro de su base de datos, una cuestión que se ha vuelto tan normal que no nos quedamos a pensar si verdaderamente esos sitios son de confianza. La razón es porque hemos creado una cultura de huella digital en donde la identidad en Internet es tan real como la tenemos en nuestra vida real. Pero ese es el punto de referencia que los hackers utilizan para aprovecharse y hacerse con toda nuestra información.

Google en conjunto con la Universidad de California en Berkeley realizaron una investigación para determinar cómo es que los hackers logran robar la información personal de los usuarios y los resultados son bastantes interesantes. Durante un año entero, analizaron cómo era el robo y la compra de identidades virtuales en le mercado negro de Internet y lograron identificar que hay 788.000 víctimas potenciales de los keyloggers, un programa que copia lo que teclea un usuario y lo envía hasta el servidor en donde trabaja el ladrón; otras 12,4 millones de personas son víctimas de los kits de phishing en donde los usuarios colocan sus datos en una web falsa y finalmente, 1.900 millones de personas quedan expuestas ante fallas de seguridad de sus sistema.

Lo peor del caso, es que los métodos no son nuevos porque en el año 2000 ya se veían algunas de estas prácticas que con el pasar de los años han aumentado y evolucionado, además de ser potenciadas por la gran cantidad de personas que ahora se dedican a este tipo de actos delictivos.

Uno de los correos más utilizados del mundo es Gmail, un sistema que solemos sincronizar con muchos otros y es nuestra principal referencia para guardar información muy importante. Alrededor del 12% y el 25% de los ataques de phishing y keylogger iban dirigido a que las víctimas dieran sus contraseñas válidas en el mencionado correo para poder acceder y hacerse con más información que lo usuarios suelen contener en la nube.

Clasificados por su riesgo, detectamos que el phishing es la mayor amenaza, seguida por los keyloggers y las brechas de seguridad en servicios de terceros”, concluye Google en su estudio que también reseña el peligro de poner las mismas claves para distintos servicios. Como ejemplo, recordemos el desastre de seguridad que sufrió Yahoo y que afectó a otras cuentas de los usuarios por tener la misma clave.

Entre las medidas que las grandes empresas tecnológicas están empleando para evitar esto, nos encontramos con la verificación de dos pasos o el uso de la huella dactilar para desbloquear los dispositivos. Además, como punto fuerte vale acotar que mucho de esto podría evitarse si las personas empiezan a ser conscientes de la importancia de resguardase en Internet. @mundiario