Buscar

MUNDIARIO

El asesinato de una adolescente a manos de un doble asesino en libertad condicional estremece Chile

El cuerpo de Ámbar Cornejo fue encontrado en casa de la pareja de su madre: un criminal condenado en 2005 por el homicidio de su expareja y del hijo de ésta; que debía permanecer en prisión hasta 2032, pero recibió la libertad condicional en 2016. 

El asesinato de una adolescente a manos de un doble asesino en libertad condicional estremece Chile
Ámbar Cornejo. / Twitter.
Ámbar Cornejo. / Twitter.

Ibed Méndez

Periodista.

Ámbar Cornejo tenía 16 años y sus cercanos la describen como una joven alegre y extrovertida. Sin embargo, su nombre hoy es sinónimo de dolor, rabia e indignación: su muerte a manos de un doble asesino en libertad condicional desnuda las deudas sociales del sistema judicial de Chile. 

Luego de ocho días desaparecida, el cuerpo de la joven fue encontrado enterrado por la Policía de Investigaciones (PDI), en casa de la pareja de su madre: un criminal condenado en 2005 por doble homicidio que debía permanecer en prisión hasta 2032, pero recibió el beneficio de la libertad ‘por buena conducta’ en 2016. 

Se trata de Hugo Bustamante Pérez, señalado como el principal sospechoso del crimen y acusado de homicidio con agravantes luego de que la madre de Ámbar, Denisse Llanos, declarara en calidad de testigo que su fue pareja el autor del asesinato, de acuerdo con información presentada por la fiscal del caso, Maria José Bowen. 

“En el patio, dentro del inmueble, se encontraron enterrados restos óseos, está casi el cuerpo completo y también están vestimentas que indican que se trataría de esta menor, Ámbar Cornejo, de 16 años”, informó el director general de la PDI, Héctor Espinosa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por mikaelaroyas (@mikaelaroyas) el

 

El asesino del tambor

 

Bustamante Pérez fue condenado a prisión hace 15 años por otro hecho atroz: degolló a su pareja, estranguló al hijo de 9 años de la misma y luego de golpearlos brutalmente, ocultó sus cuerpos en el interior de un enorme tambor metálico, con cal, agua y yeso, según detalla la cadena BBC. 

El caso sacudió Chile y el hombre fue apodado como el "asesino del tambor". "No podría decirle que no es imposible que volviera yo a vivir una situación tan parecida", respondió el homicida, desde la cárcel, a una periodista que cuestionó si podría reincidir. "Pienso que no. Pero si en un momento determinado exploté de esta manera frente a este tipo de situaciones, ¿explotaré nuevamente? Eso sí que es angustiante. Eso sí que es angustiante, porque eso demuestra que uno no se conoce", añadió.

El crimen volvió a ocupar los titulares chilenos en 2016, cuando la jueza y presidenta de la Comisión de Libertad Condicional a cargo del caso, Silvana Donoso, decidió otorgar la libertad condicional al recluso.

La medida chocaba con un informe de Gendarmería que dejaba claro que Bustamante Pérez seguía siendo una amenaza para la sociedad y recomendaba "un mayor periodo de observación intrapenitenciaria". Silvana Donoso lo liberó a pesar de esta advertencia. 

"Que la justicia chilena, al tanto de estos antecedentes, le haya otorgado el beneficio de la libertad tras cumplir 11 de los 27 años de su condena resulta incomprensible y doloroso, y alimenta la creciente sensación de que, ante los delitos que afectan a las mujeres, el sistema judicial no responde de forma adecuada: no investiga a tiempo, no sanciona con severidad y, por lo tanto, no logra protegerlas", declaró la periodista Paula Molina.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @_enaltavoz.cl el

 

El desgarrador caso ha despertado una ola de protestas en diferentes partes del país. A la voz de ‘justicia para Ámbar’, los ciudadanos exigen no solo una condena justa para el asesino de la joven, sino también una seria revisión de la ley que ampara las libertades condicionales. 

“Necesitamos que quienes toman decisiones respecto de este tipo de situaciones se hagan responsables de porqué tomaron una decisión en ese sentido, considerando en particular la gravedad del delito por el cual el sujeto estaba condenado. Esperamos que el Poder Judicial sea muy claro al explicar lo que pasó, porque creo que la ciudadanía necesita una respuesta”, reclamó la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz. @mundiario